Los buenos y viejos Estados Unidos de América lo están haciendo otra vez. Luchando contra la injusticia, dispensado la verdad, pateando traseros corporativos corruptos y anotando nombres. Ningún malhechor está a salvo, ni siquiera estos trajeados que la mayoría de la gente en el Departamento de Justicia de Estados Unidos probablemente nunca ha oído hablar, como los de la FIFA, la Federación Internacional de Fútbol Asociación.
putin fifa
© AFP
¿Cómo se atreven estos dos a ser tan amigos?
Si, como la mayoría del resto del mundo, usted piensa que este "escándalo" tiene algo que ver con el deseo del Gobierno de Estados Unidos de hacer justicia, entonces tengo una instalación de almacenamiento de armas químicas en Siria para venderle. Este "escándalo" no es más que un patético intento descarado y vergonzoso por parte de los constructores del imperio de Estados Unidos para impedir que Rusia sea anfitriona de la Copa Mundial de Fútbol 2018. Como un niño petulante y malcriado al que se le ha dicho "no", se trata de la versión del Gobierno de Estados Unidos de lanzar una rabieta y gritar "¡TE ODIO!"

La historia oficial es que, en el transcurso de varios años a partir de la década de 1990, los 14 funcionarios acusados habían aceptado sobornos con el objetivo de votar para conceder los eventos de la FIFA a determinados países, principalmente Qatar, Sudáfrica y varios países de América Latina. Pero en estos días, no vale la pena promover ningún "escándalo" inspirado por el Gobierno de EEUU si no apunta a Rusia, el chivo expiatorio favorito del imperio estadounidense.

A Rusia se le adjudicó la Copa del Mundo de 2018 en 2010, en un momento en el que el Gobierno de Estados Unidos todavía pensaba que podría "contener" a Rusia. Dados los eventos del año pasado en Ucrania, sin embargo, todas las apuestas fueron apagadas y la Rusia de Putin saltó a su punto más alto en el ranking de Estados que necesitan un "cambio de régimen". Así, mientras que no hay duda de que la FIFA es tan pérfida como cualquier otra corporación global, es evidente que hay más en esta situación que el simple soborno.

Así que teniendo en cuenta que la corrupción dentro de la FIFA ha sido un secreto público desde hace años, la pregunta es, ¿por qué ahora? Está previsto que la FIFA elija a su próximo presidente hoy, y el titular Sepp Blatter, quien se ha postulado para la reelección, es visto como un prorruso porque presidió la entrega de los juegos del 2018 a Rusia. El oponente de Blatter es el vicepresidente, el príncipe Ali de Jordania, Jordania es un Estado cliente de Estados Unidos que ha sido utilizado como una plataforma para que los "rebeldes sirios" apoyados por Occidente (es decir, ISIS) ataquen a Siria. Casualmente (¡o NO!), justo un día antes de las acusaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos, los senadores John McCain y Robert Menéndez enviaron una carta al Congreso de la FIFA instándole a eliminar a Rusia como el país anfitrión de 2018. Su razonamiento esquizoide fue que: "permitir que Rusia organice la Copa Mundial reforzaría el régimen de Putin en un momento en el que éste debe ser condenado".

Imagen

The Senators' letter to FIFA
Ahora, ¿no es "divertido" que los financieros y los partidarios del terrorismo y dictadores brutales preeminentes del mundo tengan los cojones para llamar al Gobierno ruso un "régimen"? ¿No es un puntazo que los mismos jefes de la mafia mundial que orquestaron el derrocamiento del Gobierno de Ucrania el año pasado y dieron paso a una guerra civil que ha costado la vida de al menos 5.000 civiles, tengan el descaro de acusar a Rusia de "violación de la integridad territorial de Ucrania"? Pero la hipocresía no termina ahí. Los dos firmantes de susodicha carta están lejos de estar absolutamente limpios. McCain es un ardiente partidario de los terroristas musulmanes que se ha pasado los últimos 4 años defendiendo en voz alta que el dinero de los contribuyentes de Estados Unidos sea enviado a "rebeldes sirios", es decir, a "ISIS". En abril de este año, Menéndez fue acusado por el mismo Departamento de Justicia de Estados Unidos de cargos de corrupción por usar su oficina del Senado para impulsar los intereses comerciales de un amigo a cambio de dinero y regalos.

Otro detalle de fondo aquí es el hecho de que la FIFA estaba considerando suspender a Israel debido a su tratamiento a los futbolistas palestinos. El "escándalo" ha demostrado ser tan manifiestamente "casual" para Israel que incluso el Times of Israel tuvo que nombrarlo y admitir que la distracción del "escándalo" dejará en peligro de muerte al intento de la Autoridad Palestina por suspender a Israel.

Pero tome un momento para comprender plenamente el alcance de la desesperación de los constructores del imperio anglo-estadounidense en su intento de difamar a Rusia. La sola idea de que Rusia podría disfrutar de la propaganda positiva de se anfitriona de la Copa Mundial de 2018 causó tanta espuma fulminante en la boca del Departamento de Estado de Estados Unidos que la organización que había otorgado los juegos a Rusia tuvo que ser derribada, incluyendo a su presidente.

Por su parte, Putin parece tener la pelota en su tejado, por así decirlo. Esto es lo que dijo con respecto a las detenciones:
En cuanto a las detenciones que se hicieron, parece extraño, como mínimo, que las detenciones se llevaran a cabo sobre la base de acusaciones de corrupción formuladas por el lado americano. ¿A quiénes acusaron? A funcionarios internacionales. Puede ser posible que algunos de ellos hicieran algo mal, no sé, pero los EE.UU. definitivamente no tienen nada que ver con esto.

Estos oficiales no son ciudadanos de los Estados Unidos, y si algo ocurrió, no fue en el territorio de los Estados Unidos, por lo que los EE.UU. no tienen nada que ver con eso
. Este es otro intento obvio para extender su jurisdicción a otros Estados. No tengo ninguna duda de que esto es obviamente un intento de impedir la reelección de Blatter para el cargo de Presidente de la FIFA, lo cual es una grave violación de los principios sobre los que funcionan las organizaciones internacionales.

Somos conscientes de la posición de los Estados Unidos en relación con el ex empleado de los servicios especiales, el Sr. Snowden, que era un empleado de la Agencia de Seguridad Nacional y que hizo pública la práctica ilegal de los Estados Unidos prácticamente en todo el mundo, incluso tocando los teléfonos de líderes extranjeros. ... ¿Y qué hay del señor Assange, que se ha visto obligado a esconderse en una embajada extranjera durante varios años?... Él está siendo perseguido por difundir la información que recibió de militares estadounidenses respecto a las acciones de los EE.UU. en el Medio Oriente, incluyendo Irak.

¿Por qué hablar de esto ahora? Por desgracia, nuestros socios estadounidenses utilizan estos métodos para sus fines ulteriores. Ellos están persiguiendo ilegalmente personas. No descarto la posibilidad de que esté pasando lo mismo con esta situación de la FIFA. Aunque no sé en qué resultará esto, el hecho de que esto esté sucediendo en la víspera de las elecciones del presidente de la FIFA lleva a pensar así.
Putin está absolutamente acertado aquí. Este es un ejemplo flagrante de la creencia ferviente del Gobierno de Estados Unidos de que tiene el derecho a "dominar el mundo". El Departamento de Justicia no tiene jurisdicción sobre los funcionarios de la FIFA, no tiene autoridad legal para atacar a los extranjeros que no residen en los EE.UU.. Por otra parte, el Gobierno de Estados Unidos y sus instituciones han pasado los últimos 100 años cagándose en todo el derecho internacional.

Así que el mensaje para "llevarse a casa" aquí es que los EE.UU. no pueden soportar la idea de que Rusia y Putin ganen más popularidad y una imagen positiva en la prensa mundial mientras los EE.UU. están haciendo lo imposible para vilipendiar a Rusia como el próximo régimen nazi. Personas de todo el mundo ya están viendo a Putin con una luz más realista, una imagen totalmente contraria a la imagen de Rusia que los psicópatas en Washington han trabajado duro por crear. La gente en general también está viendo cada vez más a los EE.UU. como lo que realmente son: un régimen destructivo que debe ser condenado, desmantelado y puesto a descansar antes de que arrastre a todo el planeta consigo.

Así que, en un momento en que Putin y Rusia están haciendo todo lo posible por bloquear las políticas artificiosas, cínicas y destructivas de EEUU (incluyendo la desestabilización de países extranjeros utilizando movimientos manufacturados de "disturbio civil", el chantaje, y la creación de grupos terroristas), es el régimen de los Estados Unidos, no Rusia, el que debe ser condenado universalmente.

Pero, ¿quién, nos preguntamos, podría presidir cualquier eventual retirada del derecho de Rusia a ser la sede de la copa del mundo de 2018, asumiendo que este pequeño plan tenga éxito? ¿Quizás (la Presidente) Hilary Clinton? La misma Hilary, quien, como patrona de la Fundación Clinton - una organización mafiosa como ninguna otra - aceptó una gran donación de la FIFA y otra de la brutal dictadura de Qatar que utiliza mano de obra esclava para construir los estadios para el evento 2022? Las palabras "hipócritas" y "cabr****" no bastan para describir realmente el alcance de la burla a la justicia que estamos presenciando aquí. Así que vamos a llamarlos psicópatas criminales inyectados con esteroides.