La serie de "Crónicas Imperiales" narra de manera breve y concisa las incursiones e injerencias ilegales de EEUU en otros países, desde el punto de vista propagandístico, y aunque con un tono satírico, refleja de manera bastante cercana las mentiras diseminadas por los medios masivos de comunicación sobre estos eventos. Por otro lado, los subtítulos resumen la realidad expuesta por los civiles y periodistas independientes en el terreno.
En esta primera entrega se aborda la invasión y destrucción de Iraq, hasta la condena de muerte - injustificada e ilegal - del presidente Saddam Hussein.


Según se relata en las crónicas existieron hace mucho tiempo tres líderes sanguinarios extraordinarios que soñaron con devastar y saquear liberar una próspera nación soberana un territorio oscuro y sombrío gobernado por un presidente con el apoyo de su pueblo malvado tirano.
© Desconocido
Decididos a materializar su sueño dieron rienda suelta a sus ansias depredadoras su ímpetu humanitario y alistaron a las huestes infernales adoctrinadassus bravos guerreros para entrar en combate sólo para satisfacer su insaciable codicia por defender la verdad y la justicia.
© Desconocido
Sus obedientes soldados valientes guerreros asumieron esta horrorosa y macabra operación honorable misión con sumisión coraje
© Desconocido
Al cabo de algunas semanas habían logrado su objetivo:
la destrucción total de una nación próspera y el sometimiento de su población a una miseria garantizada por años la liberación de aquel oscuro lugar que ahora literalmente brillaba como nunca antes.
© Desconocido
Durante la
campaña de terror honorable labor de estos desgraciados sin sentimientos héroes anónimos, miles de inocentes fueron masacrados de criminales fueron aniquilados.
© Desconocido
Todo fue
horroroso felicidad a partir de entonces. Muchos ciudadanos asesinados disfrutaron del amor de sus seres queridos desgarrados por el dolor de una pérdida incomprensible.
© Desconocido
Las madres amorosas abrazaban a sus hijos
desechas en un solo grito de dolor. En las calles sólo se oía el desolador llanto de las madres buscando a sus hijos y orando para encontrarlos vivos cantos de alegría.
© Desconocido
Los
cadáveres de inocentes bultos de basura se apilaban en las calles...
© Desconocido
Todos los monumentos del
presidente elegido por el pueblo malvado tirano fueron cubiertos...
© Desconocido
..y luego destruidos para
borrar cualquier vestigio de sus existencia liberar definitivamente al pueblo de la opresión del dictador.
© Desconocido
Finalmente el
pobre infeliz víctima de la barbarie de los invasores maldito opresor fue detenido y apresado...
© Desconocido
... y condenado
arbitraria e injustificadamente a muerte a pagar por sus crímenes.
© Desconocido
Finalmente, felices de haber
logrado arruinar la vida de millones de seres humanos y adueñarse de sus riquezas liberado a un pueblo oprimido y sometido por un vil déspota, festejaron con gozo y orgullo su éxito...
© Desconocido