GINEBRA (Sputnik) — Las operaciones contra las fuerzas gubernamentales sirias obstaculizan el proceso político en el país árabe, declaró el vicecanciller ruso Guenadi Gatílov.

© Sputnik/ Mikhail Voskresensky
Soldados del ejército sirio.
El 18 de mayo la coalición antiterrorista encabezada por EEUU lanzó un ataque aéreo contra las fuerzas progubernamentales sirias cerca de la ciudad de Al Tanf, en el sur de Siria.

En este contexto Gatílov recordó que "todas las acciones militares que agravan las situación en Siria influyen en el proceso político, sobre todo las acciones cometidas contra las fuerzas sirias".

"Es absolutamente inadmisible, es una violación de la soberanía de Siria, y por supuesto no contribuye al proceso político", destacó el diplomático ruso al subrayar que los ataques contra las fuerzas gubernamentales "no forman parte de la operación contra Daesh y Frente al Nusra", grupos terroristas prohibidos en varios países, Rusia incluida.

Gatílov indicó que el miércoles pasado también "se lanzó un ataque en Siria que provocó un gran número de muertos entre los civiles, lo que también es inadmisible y no contribuye a la creación de una situación política favorable".

Agregó que la sexta ronda de negociaciones sobre la solución del conflicto sirio en Ginebra dio ciertos resultados.
"La nueva ronda de consultas sirias bajo los auspicios de la ONU dio ciertos resultados, alcanzados gracias a estrechos contactos del enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, con todos los bandos", dijo Gatílov.
Añadió que la delegación gubernamental siria expresó su disposición a nombrar a expertos para reuniones técnicas en las que se abordará la nueva Constitución de Siria.

"Esperamos que al fin y al cabo la delegación del Alto Comité de Negociaciones reaccione de la misma manera", agregó el viceministro ruso al subrayar que la oposición "está dispuesta a continuar los contactos".

Además el vicecanciller dijo que actualmente "lo más importante en Siria es lograr el cese de las hostilidades y el cumplimiento del memorando, ya que esto asegurará el avance del proceso político".

En lo que se refiere a la siguiente ronda de las negociaciones en Ginebra, Gatílov declaró que la fecha concreta de momento no está determinada y añadió que De Mistura tomará en consideración la disminución de la actividad política en la región a causa del inicio del Ramadán, mes sagrado de ayuno para los musulmanes.

La sexta ronda de las negociaciones sobre la solución del conflicto sirio en Ginebra se celebra del 16 al 19 de mayo.

La quinta ronda de las consultas sirias en la ciudad suiza tuvo lugar entre el 23 y 31 de marzo y culminó sin que se lograran avances notables en la solución política de la crisis siria ni tampoco permitió establecer el diálogo directo entre Damasco y la oposición.

Paralelamente a las negociaciones en Ginebra que se celebran desde 2012 bajo los auspicios de la ONU, en 2017 comenzó el llamado proceso de Astaná, copatrocinado por Rusia, Turquía e Irán.

A principios de mayo, la capital kazaja acogió la cuarta ronda de consultas internacionales que culminó con la firma de un memorando para establecer en Siria cuatro zonas de distensión.

El documento busca poner fin a los enfrentamientos armados entre las fuerzas gubernamentales y las de la oposición, afianzar el armisticio vigente desde el 30 de diciembre y separar a los rebeldes de los grupos terroristas Daesh (autodenominado Estado Islámico) y Frente al Nusra, proscritos en Rusia y otros países.