La gente que sufre de un ritmo cardíaco irregular podría ver sus episodios reducidos a la mitad si hace yoga regularmente, según un estudio difundido el sábado en Estados Unidos.

Hacer yoga tres veces por semana también reduce la depresión y la ansiedad al tiempo que realza la opinión de la gente en su propio bienestar social y mental, según el estudio presentado durante una conferencia de cardiología en Nueva Orleans.
Imagen

Una mujer practicando una postura de yoga.

"Al parecer el yoga tiene un efecto significativo en ayudar a regular el ritmo cardíaco de los pacientes y mejora la calidad de la vida en general", dijo el principal autor del estudio, Dhanunjaya Lakkireddy, profesor asociado de medicina en el Hospital de la Universidad de Kansas.

El estudio siguió a 49 pacientes que sufren de fibrilación atrial, una afección de ritmo cardíaco irregular que se da cuando las señales eléctricas naturales del corazón se disparan de manera desorganizada, haciendo que el corazón se agite.

Durante los tres primeros meses del ensayo, los pacientes podían seguir sus rutinas de ejercicios habituales. En los siguientes tres meses, los pacientes asistieron a tres sesiones de yoga por semana con un instructor certificado, y fueron alentados a practicarlo en sus casas con un DVD instructivo.

El yoga "redujo significativamente" los episodios de ritmo cardíaco irregular a cerca de la mitad en promedio. También bajaron los índices de depresión y ansiedad, y mejoró la función física, la salud general, la vitalidad, el funcionamiento social y la salud mental.