Las armas encontradas en los almacenes de los terroristas en Siria son casi en su totalidad de fabricación estadounidense, declaró en una rueda de prensa el excomandante de la Fuerza Aeroespacial rusa, Víctor Bóndarev, que actualmente encabeza el Comité senatorial de Defensa.
© REUTERS/ Erik De Castro
"Sí, nos apoderamos de un enorme almacén de armamento, donde guardaban equipos y armas, allí casi todas las armas son de producción estadounidense", dijo el general.

Horas antes el jefe de la Dirección de Operaciones del Ejército Árabe Sirio, general Ali Ali, denunció, durante una presentación del material arrebatado a los yihadistas, que las armas que EEUU suministra a los rebeldes en Siria acaban en manos de Daesh y Frente al Nusra (grupos terroristas proscritos en Rusia).

Según el general, EEUU envió a los grupos insurgentes en Siria entre el 5 de junio y el 15 de septiembre 1.421 camiones de armas y material de guerra producidos por las empresas Chemring y Orbital ATK.

Durante la presentación se exhibieron más de 100 unidades de armas ligeras y lanzagranadas portátiles hechos en EEUU, Bélgica y Francia.