Expertos en México analizan a este pequeño paciente que nació en peso normal pero luego no paró de subir de peso.
© PEDRO PARDO/AFP/Getty Images | Univision
La madre de 24 años, Isabel Pantoja, dice a la agencia AFP que creía que el excesivo aumento se debía tal vez a la calidad de la leche materna que ella le daba a su hijo. Sus padres han abierto una página en Facebook y una cuenta bancaria para recibir donaciones para financiar su atención médica.
Nació hace diez meses pero ya pesa 28 kilos, por este motivo el bebé que ahora conmociona a todo México es analizado por un equipo de pediatras, nutricionistas, endocrinólogos, neurólogos y cardiólogos del Instituto Mexicano del Seguro Social. En conjunto buscan combatir su sobrepeso extremo y trabajan por conocer las causas que originan su crecimiento anormal.

Es que cuando este bebe nació tuvo un peso normal, aseguran sus padres, quienes cuentan que desde el primer mes de vida comenzó a subir de peso de manera acelerada y a presentar dificultades para respirar, sobre todo al dormir, y al moverse.

Según las definiciones de los pediatras, el menor padece de obesidad mórbida. Una de las expertas sostuvo que se trata de una "programación fetal", y que desde ese momento del embarazo se comenzó a producir el fenómeno. En julio, los médicos registraron un peso de 19 kilogramos. Después el bebé fue referido al servicio de cirugía general por el hallazgo de una hernia umbilical.


El 12 de octubre pasado se le asignó un plan nutricional y se le realizaron exámenes de perfil hormonal, además de rayos X y ultrasonido. Pocos días después, el menor de 10 meses fue atendido por médicos especialistas en rehabilitación física donde recibe estimulación temprana dos veces por semana.
© PEDRO PARDO/AFP/Getty Images | Univision
El bebé mexicano Luis Manuel Gonzales es casi como cualquier bebé de 10 meses pero una dramática diferencia pone en riesgo su vida: pesa 28 kilos. ‘Luisito’ nació el 15 de diciembre de 2016 con un peso de 7,7 libras (3,5 kilos) casi lo mismo que pesa su hermano Mario de tres años. A los dos meses, el bebé ya pesaba 22 libras (10 kilos) y en los siguientes ocho meses duplicó su peso.
A mediados de noviembre se esperan resultados de nuevos exámenes endocrinológicos, que esperan echar luz sobre el extraño caso de estudio.