McDonald's fries
© Getty
Un empleado de McDonald's prepara papas fritas en Miami. Científicos japoneses descubrieron recientemente que un químico utilizado en las papas de McDonald's puede ser clave en la cura de la calvicie.
¿Qué les parece este titular? Un estudio dice que la sustancia química en los papas fritas de McDonald's podría curar la calvicie. Teniendo en cuenta nuestra cultura de "sólo leer el titular", me pregunto cuántos calvos van a obstruir la entrada de Mickey D's esta semana. O cuántas salas de emergencia verán una afluencia de quemaduras en el cuero cabelludo calvo a causa de los masajes de frituras calientes con demasiado entusiasmo.

El artículo, de Newsweek:
Los científicos japoneses pueden haber descubierto una cura para la calvicie - y se encuentra dentro de un químico usado para hacer las papas fritas McDonald's.

Un equipo de investigación de células madre de la Universidad Nacional de Yokohama utilizó un método "simple" para regenerar el cabello en ratones usando dimetilpolisiloxano, la silicona que se agrega a las papas fritas de McDonald's para evitar que el aceite de cocina formara espuma.
A ver, un momento. ¿La silicona que se agrega a las papas fritas de McDonald's? La silicona es básicamente arena. Pero lo dicen con tanta naturalidad: "Ya sabe, esa silicona que añaden a las papas fritas McDonald's porque de lo contrario el aceite se vuelve espumoso". Oh sí, esa cosa. Continúe.

El artículo continúa:
De acuerdo con el estudio, publicado en la revista Biomaterials el jueves pasado, el avance ocurrió cuando los científicos tuvieron éxito en producir en masa "gérmenes del folículo piloso" (HFG) que fueron creados por primera vez de esta manera.

Los HFGs, células que impulsan el desarrollo de los folículos, se consideran el santo grial en la investigación de la pérdida de cabello. Los científicos dijeron que el uso de dimetilpolisiloxano era crucial para el avance.

"La clave para la producción masiva de HFGs fue una selección de materiales de sustrato para la vasija de cultivo", dijo en el estudio el profesor Junji Fukuda, de la Universidad Nacional de Yokohama. "Usamos dimetilpolisiloxano (PDMS) permeable al oxígeno en el fondo del vaso de cultivo, y funcionó muy bien."
¿Oyen eso niños? No vayan a comer una tonelada y media (creo que se llama "porción súper grande") de deliciosos productos de McDonald's parecidos a papas cargados de grasa trans, pensando que les dará las largas y fluidas mechas del propio Sansón. La sustancia a base de silicona se utilizó para cultivar y producir en masa gérmenes del folículo piloso. La materia en sí no tiene nada que ver con el crecimiento del cabello, al menos no directamente. Y comerlo no es aconsejable (al menos no por mí).

A continuación, el artículo detalla cómo torturaron a los ratones inyectando sus espaldas con HFGs y fueron capaces de lograr el crecimiento del cabello. El milagro que es la ciencia moderna. Aquí hay una foto preciosa:

hair folicle generation
© Yokohama National University
Recipiente de cultivo para la preparación masiva de gérmenes del folículo piloso (arriba); genera pelos en la parte posterior de un ratón (abajo).
Me pareció gracioso que el artículo de Newsweek terminara con esto:
McDonald's no respondió a la solicitud de Newsweek de comentarios en el momento de la publicación.
¡Vaya! ¿En serio? ¿Cómo exactamente espera que respondan? "McDonald's reconoce el hecho de que un ingrediente químico en nuestras papas fritas también se usa para cultivar células pilosas para trasplante en la espalda de ratones. Esperamos que este hecho aumente la satisfacción de usted y su familia con estos productos de calidad". Probablemente no están encantados con el hecho de que esto esté atrayendo la atención a la tormenta de mierda química que es su comida. Y no es como si comer el dimetilpolisiloxano en las papas fritas vaya a hacer que a la gente le empiece a crecer el pelo. No veo cómo las mentes maestras de relaciones públicas de McDonald's Corp. podrían hacer que esto les beneficie.

Volviendo al artículo, ofrecen esta pequeña joya:
En 2016, la industria manufacturera de tratamientos para la pérdida de cabello en Estados Unidos tenía un valor de $6 mil millones. Esto incluía empresas que producían equipos para la restauración capilar, como injertos para la restauración capilar, así como tratamientos orales y tópicos.
¡Dios mío, en qué mundo vivimos! ¡6 mil millones de dólares! No es ninguna sorpresa, entonces, que nuevos descubrimientos científicos surjan todo el tiempo con nuevas formas de curar la pérdida de cabello. ¡La gente quiere una parte del pastel de esos 6 mil millones de dólares! Esto es lo que nosotros como sociedad priorizamos, en lo que gastamos tiempo, esfuerzo e investigación científica. No en investigar qué causa el cáncer, la autoinmunidad o las cosas que realmente están haciendo sufrir a la gente. Es la pérdida de cabello; algo totalmente cosmético. Tal vez ese dinero debería ser redirigido a encontrar una cura para la vanidad.

Y pensar que la mayoría de los tratamientos allí afuera no son mucho mejores que el aceite de serpiente. Lo que algunas personas llegarán a hacer parece ridículamente fuera de proporción con el beneficio percibido, causando daño real. Pero los sacrificios que hará la gente para mantener su cabello son asombrosos. De acuerdo con Static Brain:
  • Porcentaje de personas afectadas por la caída del cabello que gastarían sus ahorros de por vida para recuperar una cabeza llena de cabello 47 %.
  • Porcentaje de personas con pérdida de cabello que dijeron que preferirían tener más cabello que dinero o amigos 60%
  • Porcentaje de personas con pérdida de cabello que dijeron que abandonarían el sexo si eso significaba que recuperarían su cabello 30%.
¡Aclaremos nuestras prioridades, gente! ¿Gastar los ahorros de tu vida para el cabello? Este artículo cita a la bloguera 'Girl on the Net', quien dice: "El tiempo, esfuerzo y preocupación invertidos en algo tan intrascendente como la colección de hebras de queratina que recoges en la parte superior de tu cabeza podría ser mejor gastado de otras maneras. Podrías aprender a tocar el piano, practicar un deporte, leer libros y periódicos, cualquier cosa". Amén hermana. Literalmente cualquier cosa.

Miren, lo entiendo. Tener algo que poco a poco altera completamente la apariencia puede ser un poco chocante. Puede ser embarazoso e inducir estrés. Y para que no crean que lo estoy trivializando, no es así. Como cualquier síntoma que aparece en la vida, la pérdida de cabello puede ser una señal de que algo va mal. Ninguna cantidad de cremas, geles, cirugías, champús o papas fritas de McDonald's van a corregir el desequilibrio de la causa de la raíz de lo que en realidad está haciendo perder el cabello.

Los principales mecanismos subyacentes para la pérdida del cabello son la inflamación, la autoinmunidad, el desequilibrio hormonal y la deficiencia de nutrientes. La producción insuficiente de ácido estomacal puede llevar a una digestión incompleta de las proteínas, y sin proteínas no hay cabello. Los problemas de la tiroides y los problemas suprarrenales pueden causar desequilibrios hormonales que llevan a la pérdida del cabello. Los medicamentos recetados pueden... bueno, pueden causar mucho daño, probablemente el cabello sea el menos importante. Pero todas estas cosas son direccionables, y la mayoría de las veces, son direccionables a través de la dieta y los suplementos. La posibilidad de revertir la caída del cabello adoptando una dieta ancestral debería estar en primera plana (salvo que iría en contra de las directrices dietéticas todopoderosas). Diablos, salir de la Dieta Americana Estándar podría ser suficiente para hacerlo mantener la cabeza en alto. (¿Notaron lo que escribí allí? ¿"La cabeza en alto"? ¿Lo entienden?). Y antes de que vayan a decirme que la calvicie de patrón masculino es hereditaria, hagan algo de investigación sobre epigenética. Usted no está condenado a su destino genético.

Lo que definitivamente no está ayudando es el tsunami tóxico de productos de salud y belleza que la gente está comprando por montón. Champús, tintes, productos para peinar. Con la cantidad de productos químicos nocivos en estos productos es una maravilla que el planeta entero no haya perdido el cabello.

El hecho de que los productos químicos usados en los alimentos procesados se estén usando para el crecimiento del cabello no está exento de ironía: un producto químico alimentario vacío y con deficiencia de nutrientes se usa para mantener una imagen vacía que, para empezar, probablemente se perdió al comer el producto procesado. Es probable que los mejores consumidores de McDonald's sean los mismos que apoyan a la industria del crecimiento del cabello.

Obviamente, no siempre ocurre que cambiar a una dieta paleo vaya a hacer que el cabello vuelva a crecer. La pérdida de cabello es todavía un poco misteriosa y hay más de unas pocas personas por ahí que están sanas, pero todavía sufren de pérdida de cabello. Pero no tenemos nada que perder aquí. Denle una oportunidad a los cambios en la dieta y el estilo de vida y vean lo que sucede. Podrían terminar ahorrándole 6 mil millones de dólares.