El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, durante una reunión con un grupo de militares del país.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, durante una reunión con un grupo de militares del país.
El año pasado, cuando las fuerzas militares de EE.UU. lanzaron un ataque con misiles crucero contra una base aérea siria, después de las acusaciones de un ataque con armas químicas en Khan Sheikhoun, muchos comentaristas captaron la obvia implicación: en el futuro, siempre que los llamados terroristas rebeldes moderados fueran echados por las fuerzas sirias y rusas, todo lo que los terroristas tendrían que hacer es organizar otro ataque con "armas químicas" y transmitirlo a través de su red de propaganda, los Cascos Blancos. Esto actuaría esencialmente como un pedido de apoyo aéreo estadounidense.

Steven Chovanec: EEUU y Trump le acaban de enviar una señal a los yihadistas de que pueden mejorar sus posiciones en el campo de batalla y pedir ataques aéreos si usan armas químicas y culpan a Siria.
Los voceros del gobierno de Estados Unidos incluso dijeron que se culparía automáticamente a Siria y a Rusia por cualquier ataque futuro con armas químicas. En el mundo real, eso se llama cheque en blanco. Puesto que se culpará automáticamente a Siria y a Rusia por cualquier ataque aparente con armas químicas, y se responderá con un ataque con misiles crucero contra posiciones militares sirias, los enemigos de Siria tienen un gran incentivo para dar la impresión de que los civiles han sufrido un ataque con armas químicas. No hace falta ser científico espacial para entender esto.

Nikki Haley: A Assad se le culpará por cualquier nuevo ataque en contra del pueblo de Siria, pero también a Rusia y a Irán que lo apoyan por matar a su propia gente.
El Ministerio de Defensa ruso advirtió precisamente sobre este escenario el 13 de marzo, menos de un mes antes del evento de Duma. Tras el presunto atentado en Duma se publicaron dos series de vídeos: el aparente descubrimiento de muchos cadáveres en un hogar, presuntamente muertos como consecuencia de un ataque con armas químicas, y un vídeo en el que se veía a civiles y niños empapados de agua en una instalación médica, presuntamente después de haber estado en contacto con dicho producto químico. Las fuentes de las denuncias fueron los Cascos Blancos y la Sociedad Médica Sirio Americana (ambas con estrechos vínculos con los yihadistas, incluidos los de Al Qaeda en Siria), que afirmaron que 500 personas habían sido expuestas.

En cuanto a los primeros vídeos que muestran los cadáveres, no hay evidencia de que murieran por un ataque con armas químicas. De hecho, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (una "organización" conocida por sus historias de atrocidades diseñadas para pintar mal a los militares sirios y rusos) informó que "no podía confirmar si se habían utilizado armas químicas". En cambio, proporcionaron este relato:
...fuentes fidedignas confirmaron al Observatorio Sirio que algunas de las víctimas y heridos habían sido asfixiados por la demolición de los sótanos de las casas como resultado del intenso bombardeo de la ciudad de Duma, y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos publicó hace horas que 11 personas, entre ellas cinco niños, habían sido asfixiadas tras el bombardeo de un avión de combate en una zona cercana al antiguo cementerio en las afueras septentrionales de la ciudad de Duma, en Guta oriental.
Este parece haber sido el sitio filmado por los Cascos Blancos. En cuanto al otro vídeo, hoy el Ministerio de Defensa ruso proporcionó un relato creíble de su procedencia, así como un relato general de los acontecimientos que da sentido a todos los datos y contradicciones hasta ahora. El General de División Igor Konashenkov declaró:
El Ministerio de Defensa ruso tiene pruebas abrumadoras de que en Duma, el 7 de abril, se planeó una provocación para engañar a la comunidad mundial. Su propósito original era provocar ataques con misiles de Estados Unidos contra Siria. Cabe recordar que un vídeo grabado en el hospital de la Duma, donde supuestamente se trasladó a los heridos, es la "prueba" clave de todas estas acusaciones hechas por los países occidentales. Sin embargo, logramos encontrar a los que habían participado directamente en estas imágenes y hacerles preguntas. Hoy, mostramos una entrevista con estas personas.

Los ciudadanos de Duma contaron cómo se había grabado un vídeo escenificado, en qué episodios habían participado y qué papeles habían desempeñado. Además, mostraron imágenes del vídeo en las que ellos aparecían. Las dos personas involucradas en el vídeo tienen título de médico y trabajan en el servicio de urgencias del Hospital de Duma.

Según ellos, los que habían sido llevados al hospital no tenían lesiones causadas por agentes químicos. Cuando los civiles estaban recibiendo primeros auxilios, algunas personas no identificadas entraron corriendo al hospital. Algunos de ellos tenían cámaras de vídeo. Estas personas comenzaron a gritar, a sembrar el pánico y a empapar de agua a otras personas. Gritaron que todas las personas en el hospital eran víctimas del uso de armas químicas. Los pacientes y sus familiares comenzaron a rociarse con agua. Después de la filmación de la acción, los desconocidos escaparon inmediatamente.

Como se puede ver, estos sirios se identificaron en la filmación. Cabe señalar que estas personas no ocultan sus nombres. Estos no son mensajes impersonales en las redes sociales o declaraciones de activistas anónimos. Cabe destacar una vez más que se trata de personas que se convirtieron en participantes directos en la filmación de estas imágenes. Estos hechos son la evidencia en el mundo civilizado, y no son acusaciones infundadas e irresponsables difundidas con el fin de colgar etiquetas y denigrar el liderazgo de otros países.

Anteriormente, Rusia había hecho numerosas advertencias a todos los niveles sobre las provocaciones del uso de armas químicas organizadas por los insurgentes en Guta oriental. Hoy en día, hay otras pruebas a disposición del departamento militar ruso, que atestiguan la participación directa de Gran Bretaña en la organización de esta provocación en Guta oriental.

La parte rusa sabe con certeza que del 3 al 6 de abril, los representantes de los llamados Cascos Blancos fueron influenciados por Londres para la rápida implementación de una provocación preparada de antemano. Los Cascos Blancos recibieron información de que los militantes de Jaish al-Islam iban a llevar a cabo una serie de poderosos bombardeos de artillería contra Damasco del 3 al 6 de abril. Esto promoverá una respuesta de las tropas gubernamentales, que los representantes de los Cascos Blancos tendrán que utilizar para llevar a cabo provocaciones con presuntas armas químicas.
La sección relevante de la sesión informativa comienza alrededor del minuto 25:45 de este vídeo y termina en el 29:50, mostrando imágenes de la entrevista con los dos médicos sirios que cuentan su versión de lo que pasó en el hospital. Aquí están los relatos de los trabajadores médicos sirios:


Esto tiene sentido. Antes del supuesto ataque del 7 de abril, los sirios y los rusos habían liberado la mayor parte de Guta oriental. Sólo quedó Duma, ocupada por el grupo terrorista Jaish al-Islam. El 2 de abril, más de 1100 militantes abandonaron Duma bajo acuerdo con el ejército sirio. Las evacuaciones tuvieron lugar los días 3 y 4 de abril. Durante este tiempo, los comandantes de Jaish al-Islam se negaron a negociar su evacuación (lo que dio lugar a varias ejecuciones y al menos una deserción al gobierno sirio). Ese mismo día, Putin celebró una conferencia de prensa con Erdogan en la que reiteró que la inteligencia rusa tenía "pruebas irrefutables" de que los militantes sirios estaban planeando ataques químicos.

El 5 de abril estallaron más luchas internas entre los terroristas de Jaish al-Islam. El 6 de abril, el Ministerio de Defensa ruso citó una vez más fuentes indicando que los militantes planeaban un ataque químico de provocación y, tras el fracaso de las conversaciones en curso con Jaish al-Islam, la fuerza aérea rusa bombardeó fuertemente sus posiciones y el ejército sirio comenzó a asaltar Duma para retomarla por la fuerza y lanzar sus propios ataques aéreos. Los terroristas de la JAI dispararon proyectiles de artillería contra la zona residencial de Damasco como respuesta, hiriendo al menos a 16 personas y matando a 1 civil. Este bombardeo continuó hasta la mañana del día 7. Mientras los combates continuaban a lo largo de la noche, Jaish al-Islam anunció su voluntad de reanudar las negociaciones (que tuvieron éxito y condujeron a la evacuación total de Duma en los días siguientes). Ese mismo día llegaron los Cascos Blancos con acusaciones espurias y cínicas de un "ataque con armas químicas".

Así que aunque los acontecimientos de aquellos días no son tan claros como dice Konashenkov -incluso si el bombardeo fue planeado de antemano, fue temporalmente después de que la ofensiva para retomar Duma hubiera comenzado- la lógica sigue siendo clara. Si las negociaciones fracasaban, la ofensiva contra Duma se reanudaría. A esto le seguirían (o precederían) los bombardeos indiscriminados de Damasco, a los que seguirían aún más ataques aéreos contra Duma. En este contexto, todo lo que los Cascos Blancos tenían que hacer era esperar un sitio adecuado de muerte y destrucción, enmarcarlo como un ataque químico, y producir "evidencia visual" para llamar al apoyo aéreo de los Estados Unidos.


Fares Shehabi MP: Una vez más, ¡ésta es una de las principales piezas de evidencia del supuesto ataque químico en Duma utilizada por los mentirosos de EE.UU., el Reino Unido y Francia para justificar la destrucción de Siria!
La muerte por asfixia de varios residentes (antes citada) se utilizó como prueba de un ataque químico y se montó una escena en un hospital local para dar la impresión de que numerosos sirios habían sido expuestos, cuando en realidad no fue así. Después de eso, prácticamente todos los medios de comunicación occidentales y la mayoría de los gobiernos siguieron el guion. Pero hasta ahora nada ha resultado de ello. Parece que Rusia ha solidificado su presencia en Siria hasta el punto de que Estados Unidos no puede arriesgarse a otro ataque sin comenzar potencialmente una guerra contra Rusia.

La mano del Reino Unido en las provocaciones de Skripal y Duma es reveladora. Tal vez haya algo más de lo que se ve a simple vista: El ejército sirio arresta a fuerzas británicas y otras fuerzas occidentales incrustadas con grupos terroristas en el este de Guta - Informes locales

Pero más revelador es que los poderes de los "creadores de la realidad" les están fallando. Las provocaciones escenificadas en Siria y en otros lugares han funcionado en el pasado, pero la naturaleza transparentemente falsa de las afirmaciones más recientes, combinada con la seria reacción de Rusia, pueden ser un obstáculo demasiado grande para el vacilante y cada vez más desesperado imperio angloamericano.