(España) - El consejo político de la CUP, una organización que se autodenomina de izquierdas, ha decidido avalar la candidatura de Quim Torra como presidente de la Generalitat.
Puigdemont con su elegido Quim Torra

Puigdemont con su elegido Quim Torra
Los cuatro diputados de la CUP se abstendrán en la segunda ronda de votación del pleno de investidura de mañana, para no bloquear la formación de un nuevo gobierno dado el momento "marcado por la represión y la vulneración de derechos políticos y civiles'.

Así, la CUP dará a Quim Torra, luz verde para ser el nuevo presidente de la Generalitat y desvanece además la sombra de unas nuevas elecciones, porque si los cuatro representantes de la CUP en el Parlamento hubieran votado en contra, Torra no podría ser investido mañana.

Torra no es solamente un tipo supremacista, como han demostrado cientos de capturas de tuits publicadas en cientos de medios, también es de extrema derecha:

El nuevo Presidente de la Generalitat, ha participado en varios homenajes diversos personajes de la ultraderecha identitaria catalana, como a los hermanos Miquel y Josep Badia, miembros de grupos paramilitares responsables de la represión del movimiento anarquista catalán, o a Daniel Cardona, fundador de "Nosaltres Sols!", una organización que pretendía implantar un nuevo orden fascista en Cataluña y que en la década de 1930 mantuvo contactos con líderes nazis, y que llegó a defender un racismo científico de superioridad de una raza catalana sobre unos españoles «africanos».