Traducido por el equipo de editores de Sott.net en español

Una prueba reciente revela que los condritos - meteoritos no metálicos pedregosos - que golpearon Xishuangbanna, en la provincia de Yunnan, en el suroeste de China, hace unas dos semanas, tienen 4.500 millones de años - casi la misma edad que la del sistema solar.
People look for chondrites in China
© Dai Zhenhua/For China Daily
El lunes, la gente buscaba condritas en un campo de caña de azúcar en la aldea de Manlun, en la provincia de Yunnan.
La prueba fue realizada por Xu Weibiao, científico jefe del Observatorio de la Montaña Púrpura de la Academia China de Ciencias, después de recibir por entrega especial uno de los más de 200 meteoritos encontrados en Xishuangbanna el 11 de junio.

Bajo el microscopio electrónico, las masas esféricas pueden verse aleatoriamente dispersas en la superficie de la muestra de ensayo de meteorito.

Estas son condrullas, que no se encuentran en las rocas de la tierra sino que son únicas del meteorito. Su formación se remonta a hace 4.500 millones de años, cuando el sol era sólo una gran nebulosa, una masa de gas y polvo, dijo Xu.

Weibiao comentó que a veces las partículas de polvo pueden derretirse por medio de la instantánea alta temperatura generada por relámpagos y truenos en la nebulosa y luego solidificarse en bolas. Combinadas con otras partículas de polvo, las bolas se convierten en estrellas. Cuando las estrellas chocan, algunas rocas son lanzadas al espacio. Parte de las rocas espaciales caen sobre la tierra y finalmente se convierten en condritas.

El estudio también encontró que el meteorito proviene del cinturón de asteroides entre las órbitas de Marte y Júpiter.

La condita probada tiene un alto valor de investigación científica, ya que aún no ha sido afectada por el medio ambiente de la Tierra y proporciona información completa sobre los asteroides del sistema solar, agregó Weibiao.

Una aplicación de nomenclatura para el meteorito ha sido presentada a la Sociedad Meteorológica por Xu con el nombre de "Mangui", un pueblo en Xishuangbanna donde cayó la mayor parte de la roca espacial.