(España) - Al menos diez personas han fallecido y una (un niño) permanece en paradero desconocido debido a la riada que inundó este martes por la noche la localidad mallorquina de Sant Llorenç des Cardassar y alrededores, tras desbordarse el torrente que pasa por este pueblo del levante de la isla, según el 112.
inundaciones mallorca
© EFE
Vista de una calle de la localidad de Sant Llorenç des Cardassar (Mallorca), durante las inundaciones y el desbordamiento de torrentes.
La riada obligó asimismo a evacuar a más de cien personas, y el suministro eléctrico quedó interrumpido en varios pueblos de la zona.


Dos de los fallecidos fueron encontrados en su domicilio. Se trata de un hombre de avanzada edad que no logró salir a tiempo del sótano de su casa, y de una mujer que fue hallada de madrugada en su vivienda, según confirmaron fuentes del Govern balear a Radio Nacional de España.

Otra de las víctimas mortales es una mujer a la que sorprendió la inundación cuando se encontraba en su coche, que fue arrastrado por el agua en S'Illot, donde se han encontrado cuatro cadáveres. Tres de los desaparecidos fueron encontrados con vida este miércoles por la tarde.

Las fuertes lluvias caídas en la tarde y noche de este martes en Mallorca provocaron el desbordamiento del torrente de Sant LLorenç des Cardassar y el cierre de siete carreteras en la zona, que todavía siguen cortadas. Hasta 257 litrosde agua por metro cuadrado han caído en puntos de Sant Llorenç, según el Govern balear.

El Servicio de Emergencias del 112 pidió a todos los vecinos que permaneciesen en sus casas y que ningún alumno fuera a clase este miércoles en los colegios de los municipios de Sant Llorenç, la Colònia de Sant Pere, Artà y Son Servera. En San Llorenç y S'Illot tampoco irán a clase mañana jueves.

Los daños materiales causados por el desbordamiento del torrente son muy multimillonarios, según testigos presenciales de la riada y de los servicios de emergencia desplazados al lugar. Un total de 510 efectivos trabajan sobre el terreno.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez,ha visitado la zona cero y se ha comprometido a sacar adelante la declaración de "zona catastrófica" de la zona, tal y como le ha pedido el Govern balear, que ha convocado tres días de luto oficial por las víctimas.