Lograr la autosuficiencia en la producción de petróleo y electricidad, así como la refinación de combustibles, serán los puntos prioritarios del nuevo Gobierno de México.

AMLO López Obrador México
© Alexandre Meneghini / Reuters
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante el anuncio del plan de refinación de petróleo, Tabasco, México, 9 de diciembre de 2018.
Rescatar al sector energético y recuperar la autosuficiencia en la producción de petróleo y electricidad. Estos son los puntos clave del plan presentado por el nuevo Gobierno de México para enfrentar la "grave crisis" que sufre el sector, según explicó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

"Tenemos que extraer petróleo, refinar el petróleo y producir energía eléctrica, esas son las tres demandas principales", dijo el mandatario.

Rescatar la industria petrolera

Dentro de estas prioridades del nuevo Gobierno de México se incluye "rescatar" a la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

"No es un asunto ideológico. Es juicio práctico. Son datos duros. Lo expresé en mi acto de toma de posesión, estamos produciendo menos de 1.800.000 barriles diarios. Se están iniciando las compras de petróleo crudo al extranjero, es decir, importando petróleo. Eso nunca se había visto en la historia del petróleo en nuestro país", dijo López Obrador.

"Se desplomó la producción de petróleo y necesitamos con urgencia enfrentar, parar, frenar esta crisis y comenzar la recuperación en la producción de petróleo", sostuvo el presidente mexicano el domingo 9 de diciembre, durante la presentación del Programa Nacional de Refinación.

Pemex Mexico oil petróleo
© Jose Luis Gonzalez / Reuters
Tanques de combustible en una instalación de Pemex, en Ciudad Juárez, México, 4 de octubre de 2017.
Indicó que la inversión para Pemex, en 2019, aumentará en 75.000 millones de pesos (3.702 millones de dólares) adicionales al presupuesto que se otorgó el año previo.

"Y estoy seguro que nos va alcanzar, porque no es que haya faltado dinero, es que ha sobrado corrupción", dijo López Obrador.

Puso como ejemplo el caso de la reconfiguación de tres refinerías -Minatitlán, Cadereyta y Madero-, para las que los gobiernos anteriores gastaron 8.000 millones de dólares, a pesar de que dichas refinerías siguen sin funcionar.

"¿Qué pasó? ¿Dónde quedó el dinero? ¿Cómo entregaron esos contratos, si no hubo resultados?", cuestionó el presidente.

En este sentido, afirmó que la licitación para la construcción de la nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco, podría comenzar en marzo próximo.

"El plan es que podamos ser autosuficientes en gasolinas. Metieron el discurso, la idea, fueron manipulando, diciendo que para qué se hacían las refinerías, que era mejor comprar la gasolina en el extranjero. Eso lo machacaron", dijo.

estación gasolina Mobil petrol station
© Carlos Jasso / Reuters
La primera estación de servicio Mobil se encuentra en Querétaro, México, el 8 de diciembre de 2017.
Apuntó que mientras países como China, EE.UU. y Colombia producen sus propios combustibles, países como Japón y España refinan también sus gasolinas pese a no producir petróleo crudo.

"Nosotros tenemos petróleo crudo y estamos comprando el 75% de las gasolinas que consumimos. Solo producimos el 25%", señaló.

El sector eléctrico

La prioridad del sector eléctrico será que la empresa estatal eléctrica, la Comisión Federal de Electricidad (CFE), produzca su propia energía y se acabe con la corrupción, por lo cual, se revisarán a fondo los contratos con particulares.

"El neoliberalismo significó un programa de desmantelamiento de la CFE, de cerrar las plantas públicas, para darle preferencia a las empresas extranjeras que venden la energía eléctrica a la CFE", dijo López Obrador el pasado 8 de diciembre, al presentar el Programa Nacional de Electricidad.

"Ese es el meollo de todo el asunto: quedarse con el mercado", señaló el presidente, quien indicó que en 1992 se empezaron a entregar las concesiones a empresas particulares.

CFE Comisión Federal de Electricidad
© Edgard Garrido / Reuters
Oficinas de la CFE en Ciudad de México, el 27 de agosto de 2014.
"Éramos entonces autosuficientes. Y ahora se tiene que comprar la mitad de la energía eléctrica que se consume, a precios elevadísimos, que todo esto lo tenemos que revisar", dijo.

En este sentido, aseguró que se realizarán auditorías a fondo para revisar los contratos y los mecanismos mediante los que la empresa estatal de electricidad compra energía a particulares.

Esto, debido a que el Gobierno de López Obrador buscará eliminar los subsidios que se entregan actualmente a las empresas privadas del sector eléctrico.

"Muchos piensan, y de esto no se habla lo suficiente, de que el subsidio es para el consumidor. No. Se está subsidiando a las empresas particulares y esto no sucede en ninguna parte del mundo. Una cosa es comprarles energía y otra cosa es que, además, de comprarles energía, a precio de mercado, se les dé un subsidio. Eso no. Eso se va a terminar", afirmó.