La Comisión de Investigación Independiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que evalúa la represión a las marchas del Retorno en la Franja de Gaza, destacó que los ataques de Israel podrían constituir crímenes de guerra o contra la humanidad.
demonstration Gaza manifestación
© EFE/M. Saber
Las protestas atrajeron a miles de palestinos que se reunieron en cinco ubicaciones a lo largo de la Franja, arrojando rocas hacia las fuerzas israelíes.
La comisión a través de un informe señaló que "los soldados israelíes cometieron violaciones contra los derechos humanos y las leyes humanitarias. Algunas de estas violaciones pueden constituir crímenes de guerra o crímenes de lesa humanidad y deben ser inmediatamente investigadas por Israel".


Comentario: Dos puntos. El primero ¿"pueden constituir"? ¿Por qué la duda? Y el segundo, ¿"deben ser investigadas por Israel"? Le van a otorgar al criminal la opción de decidir si sus crímenes fueron en realidad crímenes o si los crímenes estaban perfectamente justificados.


También destacó que desde 2018 semana a semana en las Marchas del Renorno más de 6.000 manifestantes desarmados fueron heridos por francotiradores militares, en los sitios de protesta cerca de la valla de separación.

El presidente de la comisión, Santiago Canton, señaló que "la comisión ha encontrado pruebas de que los francotiradores israelíes dispararon contra periodistas, trabajadores de salud, niños y personas con discapacidad aun sabiendo bien sus condiciones y quienes eran".
"183 de los manifestantes murieron a manos de las fuerzas de seguridad de Israel con munición activa. 35 de los fallecidos eran niños, tres paramédicos y dos eran periodistas plenamente identificados", dijo Canton.
Además, mencionó que el informe registró un total de 198 palestinos asesinados desde el inicio de las protestas hasta el 31 de diciembre de 2018.

Las manifestaciones del Retorno se han llevado a cabo entre la frontera de Israel y la Franja de Gaza desde el 30 de marzo de 2018, los viernes de cada semana, con el propósito que Israel levante el bloqueo contra el territorio palestino y reconozca el derecho al regreso de más de 5 millones de personas desterradas de sus tierras.