Lo que ocurrió hace 500 años no es algo del pasado, sino muy presente y muy vivo que nos llena de preguntas, dijo el historiador Federico Navarrete durante su ponencia ¿Quién conquistó México?, en el ciclo El historiador frente a la historia 2019. El encuentro de dos mundos: homenaje a Miguel León-Portilla, que se desarrolla los miércoles en el Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Hernán Cortés y su traductora la malinche

Retrato de Hernán Cortés y su traductora la malinche con los caciques tlaxcaltecas. La mano izquierda del líder indígena representa las condiciones que exige para su alianza con los españoles contra los aztecas.
Tenemos una respuesta automática a la pregunta, ¿quién conquistó México?, sostuvo el investigador. Sin embargo, decir que ''nos conquistaron los españoles" es una visión colonialista que soslaya otra parte de la historia. En la reflexión propuesta por Navarrete los indígenas tlaxcaltecas y Marina-Malintzin-La Malinche son protagonistas.

A La Malinche hay que mirarla desde otra perspectiva: no como una indígena, esclava, que Cortés tomó para sí mismo por sus habilidades de traductora y que, una vez que dejó de servirle, la hizo a un lado.

En el Lienzo tlaxcalteca Malintzin aparece como una figura central, siempre adelante del capitán español y cuya figura es más grande que la de él. La palabra Malintzin se puede interpretar también como parte de una dualidad en la que ella era la negociadora y Cortés la parte militar.

Pide investigador revisar el Lienzo tlaxcalteca

Más allá de la versión de que los españoles conquistaron a los mexicas y terminaron con un imperio hay que revisar ese Lienzo tlaxcalteca que los indígenas enviaron a la corona española para obtener prebendas como que Tlaxcala fuera reconocida como ciudad y no pagar impuestos.

Ese lienzo presenta en una de las láminas cómo fue conquistado el imperio mexica, además de que en otras aparece Santiago Matamoros (San Santiago) representando a la totalidad de los españoles pero siempre rodeado por los indígenas.

Federico Navarrete apuntó que los tlaxcaltecas no se aliaron de buenas a primeras con los españoles; primero enviaron a un grupo de guerreros otomíes a pelear contra ellos para analizar la situación al mismo tiempo que enviaban a los militares españoles alimentos y regalos.

Una vez analizadas las posibilidades los tlaxcaltecas deciden aliarse a los recién llegados, pero no se subordinaron, aprendieron a manipularlos e incluso los orillaron a la masacre de Cholula; fueron los que dirigieron a los españoles contra los mexicas, además de que los militares blancos enfilaban sus armas o se aliaban con quienes señalaban los tlaxcaltecas. Se dice además que fue el ejército español el que venció al imperio mexica, cuando en realidad el ejército conquistador estaba integrado en su mayoría por indígenas.

Además, fue gracias a las alianzas de españoles con nativos, especialmente los tlaxcaltecas, lo que permitió al imperio español no colapsar.

''Cuando los tlaxcaltecas enviaron el lienzo no estaban equivocados al presentarse como el centro cósmico del mundo que acababan de construir."