Se trabaja ahora para sacar a flote el sumergible, que se encuentra a una decena de metros de profundidad.
Hundido en España el narco submarino que transportaba 3000 kilos de cocaína
© Efe
El narco submarino
El submarino cargado con droga se hundió esta tarde cuando había sido remolcado al puerto de Aldán, tras ser hallado el pasado fin de semana en la costa gallega abandonado por sus tripulantes, dos de los cuales han sido enviados a prisión provisional comunicada y sin fianza.

En el puerto, se trabaja ahora para sacar a flote el sumergible, que se encuentra a una decena de metros de profundidad, y para lo cual se han desplazado dos grúas y un camión góndola para el posterior transporte a un lugar donde los investigadores puedan inspeccionar la droga que transportaba.

Según fuentes de la Delegación del Gobierno, la jueza encargada del caso ha ordenado que cuando se reflote el submarino estén presentes los dos detenidos, dos hombres de origen ecuatoriano para los que ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

El submarino, que según los investigadores contiene en su interior unos 3.000 kilogramos de cocaína de gran pureza procedente de algún país latinoamericano, fue hallado el pasado domingo medio hundido en una zona de la península del Morrazo, en la costa gallega, después de que sus tripulantes lo abandonaran.

Tras ser reflotado y arrastrado por un remolcador y dos pesqueros, al llegar a puerto, en las maniobras de acercamiento, se soltaron los arneses, cuando soplaba fuerte viento en la zona.

A consecuencia de ello, el sumergible se hundió hasta una profundidad de una decena de metros, lo que complica aún más la tarea de los investigadores.

La rotura de los arneses que sujetaban los flotadores se produjo cuando colocaban el submarino sobre la rampa de acceso al puerto, aprovechando la pleamar, con la finalidad de facilitar el acceso al interior para inspeccionar la droga.

Las autoridades buscan ahora a otro de los tripulantes, que se cree que tiene nacionalidad española, después de que huyeran del navío por temor a que fuera apresada la droga.

Se trata del primer submarino cargado con droga apresado en las costas europeas supuestamente tras efectuar un trayecto transatlántico, según fuentes de la investigación.