Una "bola de fuego" sorprendió el pasado jueves 21 de noviembre al cielo de Oregón, en Estados Unidos. Además de lo llamativo del suceso, las dudas se incrementaron posteriormente, ya que no pudo ser precisado qué tipo de fenómeno fue el que generó la situación, registrada mediante fotografías que alcanzaron repercusión en las redes sociales.
mystery fireball oregon
© Polk County Sheriff’s Office
Posible bola de fuego sobre las Montañas de la Costa de Oregon
La primera hipótesis hizo referencia a un accidente aéreo, pero no hubo rastro de la caída de un avión durante las horas posteriores a la que fuera registrado el paso de la "bola de fuego". A lo largo del fin de semana, la policía local prometió incrementar la búsqueda aérea para poder descartar esa posibilidad y darle paso a otras.

De todos modos, la oficina del alguacil del condado (PCSO en inglés) confirmó el comienzo de la investigación para dilucidar lo que sucedió, junto a la difusión de las imágenes oficiales. Las otras hipótesis actualmente en vigencia son dos: que haya sido un evento natural o que haya correspondido al paso de un meteorito muy lejano, pero visible por la falta de nubosidad.

El oficial de policía Dustin Newman le dijo al medio estadounidense Katu News que la institución avalaba la primera de las posibilidades. En tanto, el vecino del lugar que tomó las imágenes luego oficializadas por la PSCO, Richard Roman, aseguró que, cuando en anteriores oportunidades se vio el paso de meteoritos, estos habían sido mucho más fugaces que esta "bola de fuego".

Semanas atrás, El Intransigente América había informado las consecuencias del paso de otro fenómeno de este tipo en los cielos de Estados Unidos y Canadá. Ante los testimonios del estallido percibido por los habitantes de distintos estados, la Sociedad Estadounidense de Meteoritos aseguró que probablemente se debían al paso de una "bola de fuego" por la atmósfera terrestre.