Traducido por el equipo de Sott.net en español

El año pasado, 150 cetáceos y 269 tortugas marinas aparecieron varados en las costas de la nación, dijo ayer la Administración de Conservación de los Océanos (OCA), culpando a las actividades pesqueras inadecuadas de muchas de las muertes.
A Cuvier's beaked whale found on a beach in Hualien, eastern Taiwan
© Ocean Conversation Administration
Una ballena con pico de Cuvier encontrada en una playa de Hualien, en el este de Taiwán, en marzo de 2019.
La mayoría de los animales estaban muertos cuando fueron arrastrados, dijo la agencia.

De las ballenas y delfines encallados, los cuerpos de 77 estaban severamente podridos, lo que hace difícil determinar por qué quedaron varados, mientras que 33 fueron capturados incidentalmente, dijo.

De los cetáceos varados cuyas especies fueron identificadas, 43 eran marsopas sin aleta, seguidas por 30 delfines mulares, 13 orcas pigmeas, 10 delfines de Fraser, seis cachalotes pigmeos, seis cachalotes enanos y seis delfines jorobados de Taiwán, añadió.

De las tortugas varadas, 240 eran tortugas marinas verdes, 13 eran tortugas marinas carey, ocho eran tortugas marinas caguamas y ocho eran tortugas marinas oliváceas, dijo la agencia.

Los datos de la agencia mostraron que 207 tortugas marinas estaban muertas cuando fueron encontradas, mientras que 31 fueron capturadas incidentalmente y siete se enredaron en redes de pesca desechadas.

Se encontraron restos de plástico en las heces de 24 tortugas marinas protegidas y en el sistema digestivo de docenas de tortugas marinas muertas, dijo la agencia, llamando la atención sobre los efectos de las actividades humanas en la vida marina.

El número de cetáceos y tortugas marinas varadas ha ido en aumento en los últimos tres años, dijo la agencia.