El Consejo iraní de Guardianes debate además otro proyecto de ley para criminalizar el abuso emocional, sexual y físico de las mujeres.
iran
© ATTA KENARE / AFP
Una mujer camina con sus hijos a lo largo del río Karun, en Ahvaz, en el suroeste de Irán, el 11 de abril de 2019.
Después de casi una década de discusiones jurídicas, en Irán se aprobó este domingo un proyecto de ley que tipifica como crimen el abuso o abandono emocional o físico de todo menor, informa el periódico The New York Times.

"Es la primera vez, en el marco legal de Irán, que hacer daño a un niño se califica como un delito", expresó Hadi Ghaemi, director ejecutivo del Centro de Derechos Humanos de Irán, una organización independiente con sede en Nueva York, citado por el periódico.

Esta primera ley de protección legal de la nación para niños y jóvenes se aprobó, en gran medida, como respuesta a la indignación nacional por el asesinato de Romina Ashrafi, de 14 años, a manos de su padre, por haberse escapado de su casa con un hombre mucho mayor que ella, hecho que ha desatado en Irán una intensa polémica en torno a los llamados "crímenes de honor".

El caso de Romina Ashrafi llevó a que el presidente iraní, Hasán Rohaní, exhortara a su gabinete a apresurar la promulgción de leyes más estrictas contra tales delitos y presionara para que se adopte rápidamente una legislación pertinente.

El Consejo de Guardianes iraní debatió también, por separado, un proyecto de ley que criminalizaría el abuso emocional, sexual y físico de las mujeres, aunque aún no ha sido aprobado.

Sujeto a la antigua legislación, el padre de la menor, Reza Ashrafi, ahora detenido, se enfrenta a una sentencia máxima de 10 años de cárcel.