La temporada de espectros está en marcha en Europa. El 13 de junio, el fotógrafo checo Daniel Ščerba-Elza registró estas medusas gigantes sobre una tormenta de convección a mesoescala.
Red Sprites from MCS storm over Slovakia
© Daniel Ščerba
Los espectros rojos asaltan Eslovaquia.
"Mi cámara se instaló en las montañas de Jeseniky", dice Ščerba-Elza. "Los espectros estaban a más de 200 km de distancia, cruzando la frontera con Eslovaquia." Teniendo en cuenta las distancias, la medusa debe haber tenido casi 50 km de altura, medida desde la cabeza hasta las puntas de los tentáculos.

"La tormenta estuvo muy activa", continúa Ščerba-Elza. "Durante mi sesión de observación, observé más de 30 cúmulos como éste."

Este tipo de hiperactividad puede ser impulsada por el Mínimo Solar, que está ocurriendo ahora. Durante esta fase baja del ciclo solar, los rayos cósmicos del espacio profundo inundan el sistema solar interno, permitidos por el debilitamiento del campo magnético del sol. Algunos modelos sostienen que los rayos cósmicos ayudan a los espectros a iniciarse creando caminos conductores en la atmósfera. Eso haría del verano de 2020 un buen momento para buscar medusas en el cielo.