Los 42,4 grados que han marcado sus termómetros han superado el récord de 42 grados de Andújar (Jaén) el pasado 23 de junio, según el balance de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).
Termómetro Con 42 Grados
© EUROPA PRESS - Archivo
Termómetro con 42 grados
No es raro que se superen los 42 grados en la capital de la Costera. En los 30 últimos años ha pasado en 47 ocasiones, por encima de 45 grados en otras cinco: 27 de julio de 2003 (46 grados), 7 de julio de 2015 (45,9), 23 de agosto de 1994 (45,7), 7 de julio de 2000 (45,5) y 14 de agosto de 1991 (45,2).

El calor ha llegado con fuerza a esta zona de Valencia, con un ascenso del mercurio "imparable" durante todo el día, sobre todo en las localidades a baja altitud y alejadas de la costa. Ahí no se espera la llegada de la brisa hasta bien entrada la tarde.

A mediodía, las temperaturas más acusadas de la Comunitat Valenciana se han registrado en Alcoi (Alicante), con 34,9 grados; Bicorp (Valencia), 34,2; Chelva (Valencia), 33,9; El Pinós (Alicante), 33,8; también Xàtiva, 32,4; aeropuerto de Valencia en Manises, 32,4; Fontanars (Valencia), 32; Llíria (Valencia) y Vinaròs (Castellón), 31,6, o Polinyà del Xúquer con 31,4.

Más cerca de los 30 han quedado las máximas registradas en Castelló de la Plana, con 30,7 grados; Utiel (Valencia), 30,6; Alicante capital, 30,3; aeropuerto de Alicante-Elche, 30, y la ciudad de València con 29,5 grados.

Viento de verano

El primer día de julio ha amanecido con viento flojo, predominando el poniente, tras lo que ha girado a brisa a partir de mediodía y esto ha hecho que las temperaturas vayan suavizándose por el litoral, explica Aemet en su cuenta de Twitter.

Este avance de la brisa hacia el interior determina la frontera entre las zonas donde sopla viento de poniente gran parte del día, con temperaturas que pueden superar los 40 grados como Xàtiva y las invadidas por el aire fresco del mar.

En observatorios próximos a la costa, donde ha entrado la brisa a media mañana, la temperatura ha quedado estable en unos 28 grados, como en el de la Universitat Politècnica de València (UPV) a un kilómetro del mar.

Y es que la temperatura comienza a bajar y la humedad a subir cuando el viento gira a nordeste y nor-nordeste. A este viento se le denomina albornés en comarcas centrales. Es un viento típico del verano y suele comenzar a soplar a última hora de la tarde.