(España) - El juez decretó su ingreso en el centro penitenciario de Teixeiro como investigado por los delitos contra la salud pública, desobediencia y atentado contra la autoridad.
dsdsadsadsa

Vuelta al cole en Novo Mesoiro, en La Coruña
El hombre que a primeras horas de esta tarde ingresó en el centro penitenciario de Teixeiro se presentó este jueves a primera hora en la puerta del CEIP San Pedro de Visma de A Coruña con su hija de la mano. Iba sin mascarilla y los docentes que se encontraban recibiendo a los pequeños dieron cuenta de ello al director. Este habló con el individuo para decirle que no podía estar con la cara descubierta. Le recordó que estaba rodeado de pequeñas y pequeños con sus respectivos padres y que existe un protocolo. Que estaba poniendo en riesgo la salud de los demás, como la de su propia hija. Pero el hombre se negó a poner la mascarilla.

Con su hija presente, que tuvo que ver como su padre se enfrentaba a los docentes y a los agentes de policía que acudieron al centro, el ahora encarcelado continuó con su actitud agresiva. Llegó a coger una muleta que estaba apoyada en una pared del colegio. «Se la enseñó a los policías como si los quisiera agredir», explicó el director, Juan Manuel Pérez.

El padre no presentó ningún documento que acreditase la exención de la obligatoriedad de la mascarilla. «Es una pena porque todo estaba funcionando muy bien. Tener que llamar a la Policía por culpa de este padre fue muy desagradable», indicó Juan Manuel Pérez.

La policía se lo llevó al cuartel de Lonzas, donde pasó la noche y hoy fue puesto a disposición judicial. El titular del juzgado de guardia decidió decretar su ingreso en prisión como investigado por un delito contra la salud pública, desobediencia y atentado a la autoridad.