La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó este martes que la Covid-19 impactó en los servicios esenciales de salud mental del 93 por ciento de los países en los que el virus está presente.
Street walking masks
© EFE
Casi 1.000 millones de personas en el mundo viven con un trastorno mental.
Al revelar los resultados de la encuesta realizada en 130 naciones, la OMS destacó que la emergencia sanitaria ha aumentado la necesidad de los servicios vitales de salud mental.

La organización espera que la necesidad de apoyo psicosocial y de salud mental aumente sustancialmente en los próximos meses y años. La inversión en programas de salud mental a nivel nacional e internacional es ahora más importante que nunca, insistieron.


Comentario: El encerrar a las personas en sus hogares, cancelar matrimonios, juegos, vacaciones, funerales, abrazos y sonrisas, es el primer ingrediente pare generar una población que requiera ayuda psicológica urgente.


El estudio, realizado entre junio y agosto de este año, reveló que el 60 por ciento de los países presentó problemas en los servicios de salud mental destinados a población vulnerable, entre los que se incluyen niños y adolescentes.

Por otra parte, a pesar de que el 70 por ciento de los países estableció la telemedicina o la teleterapia para disminuir esta situación, se han dado disparidades significativas en la puesta en marcha de este tipo de servicios.


Comentario: Este tipo de servicios nunca podrá reemplazar la eficacia de una conversación en persona.


Según el estudio, aunque el 89 por ciento de los países refería contar con la salud mental y el apoyo psicosocial como parte de sus planes nacionales de respuesta a la Covid-19, únicamente el 17 por ciento dispone de una financiación adicional adecuada para dar cobertura a esas necesidades sanitarias.

La organización recordó que casi 1.000 millones de personas en el mundo viven con un trastorno mental. Cada 40 segundos alguien muere por suicidio y ahora se reconoce que la depresión es una de las principales causas de enfermedad y discapacidad entre niños y adolescentes.