El hombre era buscado por el brutal crimen de la nena, de 9 años. Vecinos lo atraparon en un descampado y lo golpearon hasta quitarle la vida.
Vecinos lincharon al sospechoso de asesinar a una nena en Tucumán, Argentina

El Sospechoso fue hallado en una zona semirrural, al sur de San Miguel de Tucumán.
El acusado de asesinar a una niña de 9 años en Tucumán fue atrapado por vecinos este miércoles, quienes lo golpearon y lincharon hasta matarlo.

El sujeto fue abordado en un descampado y una multitud lo atacó a golpes. Tres policías se hicieron presentes en el lugar, pero la situación se descontroló.

El cuerpo del sospechoso, identificado como José Guaimás, fue encontrado embarrado y desfigurado por los golpes. Pudieron identificarlo por los tatuajes.

"Civiles del lugar tomaron Justicia por mano propia. Tal cual les constaba a ustedes que estuvieron en el lugar, estaba sin signos vitales. Teniendo en cuenta la turba de gente que estaba en el lugar no se podía confirmar ni hacer ningún tipo de medida", dijo a Cadena 3 el comisario Ricardo Fresneda que intervino en la situación.

El cadáver de la pequeña, llamada Abigail, había sido encontrado el domingo por la tarde en un descampado cercano a la capital de Tucumán y se sospecha que fue atacada con un objeto contundente y que sufrió abuso sexual.

El hallazgo del cuerpo de la nena se había producido en inmediaciones de Francisco de Aguirre y América, al norte de San Miguel de Tucumán, a pocas cuadras del domicilio de la menor, que desapareció por la mañana, según la denuncia realizada.

Los vecinos, indignados porque habían pedido ayuda de la Policía y ésta no se presentó, habían quemado antes la vivienda del sospechoso.

"Mi hija va a descansar en paz sabiendo que el culpable ha pagado por lo que ha hecho y va a estar ella un poco más tranquila", dijo Pablo, padre de Abigail, a Telefé Noticias frente a la comisaría 12da. hasta donde llegó una movilización.

El hombre además agradeció "a todos los vecinos porque siempre" lo "acompañaron" y lo "van a acompañar", y pidió "un poco de seguridad para el barrio" porque todos "tienen familia e hijos".