Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Florida, también conocida como la Australia de Estados Unidos, tiene un clima salvaje, microorganismos peligrosos, mosquitos OMG y, por supuesto, toneladas de caimanes. Aquí, por ejemplo, tenemos a uno de los cocodrilos del mundo paseando por un campo de golf, sin dar un caramelo a los espectadores. Y aunque no podemos estar seguros de que este sea el mismo caimán ahora famoso visto en 2016 en el estado, tenemos nuestras sospechas.
giant alligator florida golf course
© Jeff Jones
Sí, este monstruo es real. Atrapado por la cámara durante el huracán #Eta en Nápoles.
El meteorólogo de WINK News, Matt Devitt, entró en Twitter con las imágenes anteriores del caimán gigante dinosaurio. Parece que varios golfistas que viajaban en un coche vieron al caimán mientras disfrutaba de un paseo por las fuertes lluvias del huracán ETA. (ETA, por cierto, es bastante aterrador por sí mismo.)

Desafortunadamente, a pesar de las fotos de arriba, y el breve vídeo de abajo, no está claro el tamaño del caimán; no hay mucho cerca del caimán que pueda ser usado como referencia de tamaño. A pesar de la falta de ángulos limpios, sin embargo, es probable que sea bastante grande según lo que los nativos de Florida han dicho al respecto. Por ejemplo, el usuario de Twitter @LittleBlkDres escribió en respuesta a ver las fotos de Devitt:
"Como floridano, he visto algunos caimanes en mi época, pero nunca uno tan grande. Sólo su cola pesa más de 45 kilos."
En cuanto a la posibilidad de que este caimán sea el legendario espécimen de golfista registrado en 2016, sólo podemos especular. Obviamente la gente vio ambos caimanes en el mismo estado, e incluso en campos de golf a sólo 130 millas de distancia. (Los caimanes viajan una larga distancia para alimentarse.) Y, además, ambos caimanes tienen la misma energía de "cola grande" que dice, "Aléjate o te arrancaré los pies a mordiscos".

Si los caimanes son realmente uno y el mismo, eso haría que esta bestia tenga unos 15 pies de largo. Y en términos de peso, tal vez hasta 1.000 libras. Sin embargo, estos son números muy especulativos y serían difíciles de verificar. A menos que podamos encontrar una versión floridana de los valientes exploradores del interior de Australia para rastrear, atrapar y medir al Drogon sin alas.