Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Menos de un mes después de que un alto político de París pidiera a Alemania que pusiera fin al polémico gasoducto Nord Stream 2, el gigante energético Gazprom ha revelado que Francia ha comprado un 43% más de gas ruso en lo que va de año.
Nord Stream
© REUTERS/Anton Vaganov
Trabajadores en la obra del Nord Stream 2, región de Leningrado, Rusia
El último informe financiero de la mayor empresa del país divulgó que las instalaciones subterráneas de almacenamiento de gas de Francia están llenas en menos de un 30%.

"Gazprom ha aumentado sus exportaciones a Francia en casi 1,5 veces desde principios de año", decía.

"La demanda de gas natural en los países europeos en el contexto de un invierno frío y gélido sigue creciendo, y la ocupación de los almacenamientos subterráneos de gas europeos sigue disminuyendo".


El 1 de febrero, el Secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Clement Beaune, declaró a la radio France Inter que París quiere que Berlín detenga la construcción del gasoducto, que, según él, "es lo que más preocupa al Gobierno". Su declaración se produjo menos de quince días después de que el Parlamento de la UE aprobara una resolución.

Sin embargo, a pesar de la objeción de la UE al Nord Stream 2, las exportaciones de gas van en aumento. En particular, Gazprom señaló que las compras italianas han crecido un 112,7% en lo que va de 2021, y que Polonia -que también se opone al nuevo gasoducto- también ha aumentado sus importaciones en un 63,7%.


Comentario: Con ese tipo de cifras es muy poco probable que Europa pueda permitirse renunciar a un gas ruso barato y fiable.


El proyecto fue diseñado por Alemania y Rusia para aumentar la seguridad energética de Berlín y hacer que el proceso fuese menos dependiente del tránsito de gas de terceros países, lo que también reducirá el precio. Sin embargo, Washington considera que el gasoducto es una amenaza para la capacidad de las empresas estadounidenses de exportar su gas natural licuado (GNL) al mercado de la UE.

El domingo, el viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, declaró al canal de televisión Russia 1 que los esfuerzos de obstrucción son en vano, y que el gasoducto, completado ya en un 95%, se terminará finalmente.