Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Los desprendimientos de tierra provocados por el fuerte aguacero del domingo mataron a tres personas y dejaron a un niño herido en el distrito occidental ugandés de Kasese, informó aquí una agencia de ayuda humanitaria.
Landslide Kilembe, Kases, Uganda, May 2021.
© Uganda Red Cross
Landslide Kilembe, Kases, Uganda, May 2021.
Irene Nakasiita, portavoz de la Cruz Roja de Uganda, dijo en un comunicado que dos niños murieron y otro resultó herido después de que un desprendimiento de tierra destruyera parcialmente una casa familiar en la aldea de Katulu. El niño herido ha sido remitido al hospital de Kilembe.

El portavoz dijo que se recuperó el cuerpo de una mujer de 60 años en Katiri, a lo largo del río Nyamwamba, después de que fuera arrastrado por el agua corriente desde los barrios de la tercera edad en la ciudad de Kasese.

"Los equipos de acción de la Cruz Roja (han sido) desplegados para apoyar a la policía en la respuesta a este desastre", dijo Nakasiita.

Según el departamento de meteorología de Uganda, varias partes del país del este de África, especialmente las regiones del oeste y del este, siguen experimentando lluvias normales o por encima de lo normal, con efectos destructivos.


La Autoridad Meteorológica Nacional de Uganda ha advertido de un aumento de las precipitaciones en varias partes del país que podría provocar desastres como corrimientos de tierra e inundaciones.