Traducido por el equipo de SOTT.net en español

El experimento chino forma parte del proyecto del Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER).
artificial sun experiment
© Xinhua
China, India, Japón, Corea del Sur, Rusia y Estados Unidos trabajan conjuntamente en el proyecto ITER.
El Tokamak Superconductor Experimental Avanzado (EAST) de China ha establecido un nuevo récord en el último experimento, en el que ha logrado una temperatura de plasma de 216 millones de grados Fahrenheit (120 millones de de grados centígrados) durante 101 segundos. Además, los científicos que trabajan en el "sol artificial", también lograron 288 millones de Fahrenheit (160 millones de C) durante 20 segundos, según informan los medios de comunicación estatales.

Situado en el Instituto de Física del Plasma de la Academia China de Ciencias (ASIPP por sus siglas en inglés) en Hefei, el dispositivo Tokamak se ha diseñado para reproducir el proceso de fusión nuclear, algo natural en el Sol y las estrellas. El experimento se lleva a cabo para proporcionar energía limpia infinita mediante la fusión nuclear controlada. El récord anterior mantenía una temperatura de plasma de 180 millones de F (100 millones de C) durante 100 segundos, que ahora se ha batido, lo que supone un gran paso para conseguir que la fusión nuclear funcione.

Li Miao, director del departamento de física de la Southern University of Science and Technology en Shenzhen, dijo que el último experimento de los científicos chinos es un hito clave hacia el objetivo de mantener la temperatura en un nivel estable durante mucho tiempo. "El avance es un progreso significativo, y el objetivo final debe ser mantener la temperatura en un nivel estable durante mucho tiempo", dijo Li al Global Times.

Según un informe de New Atlas, los científicos trabajan actualmente en una gran variedad de dispositivos para desencadenar estas reacciones, pero los expertos afirman que los tokamaks con forma de rosquilla, como el EAST, parecen ser los más prometedores. El dispositivo cuenta con una serie de bobinas magnéticas diseñadas para mantener corrientes de plasma de hidrógeno sobrecalentado durante el tiempo suficiente para que se produzcan las reacciones.

El experimento chino del "sol artificial" forma parte de la instalación del Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER), un proyecto científico mundial que será el mayor reactor de fusión nuclear del mundo cuando entre en funcionamiento en 2035. Hasta 35 países, entre ellos China, India, Japón, Corea del Sur, Rusia y Estados Unidos, trabajan conjuntamente en el proyecto. Para aprovechar la fusión nuclear, lograr una temperatura de plasma superior a los 100 millones de C es uno de los principales retos. En 2020, el reactor KSTAR de Corea estableció un récord al mantener un plasma a más de 100 millones de C durante 20 segundos. Se cree que la temperatura en el núcleo del Sol es de 15 millones de C, lo que también significa que la temperatura producida por (EAST) es casi siete veces la del Sol.