El director del Banco Nación Claudio Lozano detalló que apunta a auxiliar a "las personas en informalidad y desempleo". Puntos centrales.
Agenda globalista,Argentina,Claudio Lozano,ingreso universal,incondicional

Claudio Lozano, actual director del Banco de la Nación Argentina.
Tras reunirse con Alberto Fernández en la Casa Rosada, el director del Banco Nación Claudio Lozano detalló que le propuso al Presidente crear un Ingreso Básico Universal equivalente a $8.500 para "las personas en informalidad y desempleo".

"Le planteamos la necesidad del refuerzo de los salarios, las jubilaciones y de los ingresos sobre la situación de las personas en informalidad y desempleo, lo que requiere una estrategia que mejore lo que fue la orientación del IFE en su momento, y que es garantizar un Ingreso Básico y Universal para la población en esa situación", resaltó Lozano.

En declaraciones a FM La Patriada, detalló que Alberto Fernández "recibió bien" la propuesta, y precisó: "Estamos planteando la necesidad de un Ingreso Básico Universal que coloque a todos los hogares por encima de la línea de la indigencia, eso implica que todas las personas entre 18 y 65 años que están en situación de informalidad y desempleo percibieran un ingreso equivalente a $8.500".

Inversión

"El Ingreso Universal abarcaría a 9 millones de personas. El Presidente lo recibió bien, planteó que eso había que discutirlo a la luz de la disponibilidad de los recursos. Se necesita una inversión de 2.9% del PBI, que es algo absolutamente razonable y financiable", subrayó.

En ese marco, Lozano aclaró que la medida "debe estar articulada con una batalla contra los formadores de precios, a los que hay que diciplinar, para que los ingresos que se garanticen sean para los trabajadores y no absorbidos vía precios por las empresas".

"Estamos a disposición del Gobierno para discutir los números cuando sea necesario. Acercamos una propuesta, creemos que se puede hacer y que Argentina lo necesita", argumentó.

En esa línea, consideró que hay "dos cuestiones centrales que hacen a la vida de nuestro pueblo", y puntualizó: "Por un lado, el tema de la pandemia y la vacunación, que valoramos mucho lo que viene haciendo el Gobierno. En segundo lugar, algo que creemos que falta, mejorar el poder adquisitivo de la población. Es indispensable para reponer la demanda de consumo del mercado interno".

El sistema de impuestos en Argentina

Lozano aseguró que "Argentina tiene una presión impositiva absolutamente normal, que incluso está por debajo de países desarrollados y de países de la región", pero reconoció que "la distribución de la carga impositiva es inequitativa".


Comentario: ¿Y qué va a decir un parásito estatal como Lozano? El mismo tipo del "impuesto a la riqueza por única vez", que ahora dice que "debería mantenerse mientras siga la pandemia" (como el impuesto al cheque, que era por un año).

Argentina tiene una carga impositiva desproporcionada y asfixiante para la mayoría de trabajadores:

Advierten que Argentina tiene la mayor carga impositiva mundial

Y hay que señalar que esa enorme carga impositiva sobre los gobernados argentinos es una forma de mantenerlos controlados, dependientes y paralizados, ya que no pueden tener ninguna posibilidad de progreso económico -y mucho con la imposición de una "renta universal"-. Los que pueden conseguir ese progreso sólo son los políticos de la partidocracia antidemocrática y sus socios oligarcas empresarios, porque ellos no pagan esos impuestos -están fuera de esos mecanismos de asfixia fiscal- y viven de tomar deuda externa en nombre del pueblo pisoteado, e imprimir dinero y negociados en blanco y negro.


Argentina tiene una carga impsitiva desproporcionada y asfixiante para la mayoría de trabajadores.
"Hay muchos impuestos sobre el consumo y el trabajo que terminan pagando los sectores populares y medios de la población. Los impuestos a los patrimonios y ganancias ocupan un papel mucho menos relevante que el que tienen en los sistemas impositivos de los países desarrollados", manifestó.

Además, opinó que "hay una necesidad de una reforma integral del sistema de impuestos".

Al referirse al impuesto a las "grandes fortunas", destacó: "La recaudación del impuesto a las grandes fortunas ha sido muy importante. Mientras se mantenga la pandemia y no exista una reforma integral, esto es algo que debería mantenerse. Es un aporte absolutamente imprescindible".