El director ejecutivo de Pfizer, fabricante de la vacuna del COVID-19, ha declarado este martes que las personas que difunden desinformación sobre la vacuna son "criminales" y han costado "millones de vidas".
Propaganda,psicópata,asesino,director ejecutivo de Pfizer,Albert Bourla,califica,criminales,quienes,informan,peligros,
© John Thys /Pool via Reuters
Albert Bourla, CEO de Pfizer.
En una conversación mantenida el martes con Frederick Kempe, director general de Atlantic Council, un centro de estudios con sede en Washington DC (EE. UU.), el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, ha dicho que hay un pequeño grupo de personas que "hacen circular, a propósito, desinformación para engañar a quienes albergan preocupaciones" sobre la vacuna.

"Esas personas son delincuentes", ha señalado Bourla. "No son malas personas. Son criminales porque han costado literalmente millones de vidas", añade.

Bourla ha apuntado que hay 2 tipos de personas: las que están vacunadas y las que son escépticas de la vacunación, "y ambas tienen miedo".

"Los que se están vacunando tienen miedo de la enfermedad y creen que, porque la gente no se está vacunando, están aumentando el riesgo para ellos", opina el director ejecutivo de Pfizer. "Están aumentando la exposición. Así que están enfadados con ellos porque no se vacunan", explica.

Además, añade: "Los que no se vacunan tienen miedo de la vacuna, y están enfadados con la gente que les presiona para que se vacunen."

La desinformación ha inundado las plataformas de los medios sociales desde el inicio de la pandemia, sembrando dudas sobre la ciencia que hay detrás de las vacunas y del propio COVID-19.

En septiembre, YouTube tomó medidas contra la desinformación y prohibió los contenidos antivacunas. Sin embargo, Kieran Press-Reynolds, de Business Insider, ha informado de que hay personas que siguen difundiendo desinformación en la plataforma como parte de "Los Doce de la Desinformación": un grupo de antivacunas que "desempeñan un papel destacado" en la difusión de desinformación sobre las vacunas en Internet, según un informe del Centro para Contrarrestar el Odio Digital.