El Instituto Geofísico de Escuela Politécnica Nacional de Ecuador emitió un informe este martes sobre la situación del volcán Wolf ubicado en las ecuatorianas Islas Galápagos donde se alertaba de la cercanía de la lava al mar por la zona este de la isla.
Volcan Wolf ecuador
© La Vanguardia
Las autoridades locales han afirmado que las especies más emblemáticas de la isla no se han visto afectadas
En el texto se manejó incluso la posibilidad de que la lava pueda haber ingresado al agua debido a su velocidad de desplazamiento y la cercanía que evidenciaba al momento de emitirse el informe sobre el desarrollo del volcán.

Que la lava toque el mar a una temperatura cercana a los 1.000 grados Celsius puede ocasionar el choque entre varios gases al contacto. y con este, explosiones y la emisión de gases nocivos para seres vivos, ricos en ácidos y que pueden causar dificultades para respirar, e irritación en la piel u otros daños asociados con la inhalación o exposición a estos.

De igual forma, el ente que monitorea el volcán Wolf ha detallado que el sistema satelital reportaron dos alertas termales extremas y una alta, con las que sumaron las últimas 24 horas cientos de señalamientos de este tipo. Sin embargo, el reporte arrojó que el número de alertas termales se ha reducido.

Respecto a las emisiones de gases estas continúan en dirección al suroeste, así como la cantidad emitida se ha reducido respecto a la jornada anterior.

A pesar de que el volcán continúe en fase eruptiva, el Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica de Ecuador ha subrayado que las especies que habitan la isla no se encuentran en peligro, incluyendo a la endémica iguana rosada, las tortugas, y aves.

En tal sentido, el director del Parque Nacional Galápagos, Danny Rueda ha asegurado que en la zona afectada por la erupción no existen muchas de las especies emblemáticas y que estas han evolucionado con estos procesos que forman parte de la dinámica de su ecosistema.