Imagen
© Desconocido
Malargüe vive la mayor nevada de las últimas dos décadas.
La mayor nevada en los últimos años en el sur mendocino, que comenzó el viernes en Malargüe y en la madrugada de ayer se extendió a San Rafael y General Alvear, provocó serios problemas en los tres departamentos sureños, desde caída de ramas y árboles, cortes de cables de electricidad y de teléfonos, filtraciones y derrumbes de techos, además de varios accidentes en algunas calles y rutas.

En San Rafael, la nieve acumulada superó en algunas zonas los 20 cm y en los sectores rurales los 30 cm. Su peso en las ramas de los árboles tiró cientos de ellas por todo el departamento, lo que produjo cortes de cables y luz. El comité de emergencia, con ayuda de la Provincia y la Nación, auxilió a vecinos con ropa, colchones, frazadas, leña para calefaccionar las viviendas y nylon para evitar filtraciones en los techos de viviendas humildes.

Si bien desde Defensa Civil su director Aldo Sarmiento manifestó que no fueron evacuadas familias afectadas por la nieve, algunas sí se trasladaron a casas de familiares por sus medios en Colonia Gelman, mientras en el distrito de La Llave una familia compuesta por el matrimonio y dos niños debieron ser alojados en la escuela de la zona. De todas maneras el albergue municipal se preparó para recibir a las personas que lo requirieran.

Ayer, transitar por las calles de San Rafael se tornó una tarea complicada por la nieve y la formación de hielo. La noche del viernes se produjeron cuatro vuelcos, con un saldo de cuatro lesionados leves. También hubo un par de choques sin consecuencias físicas.

Durante el día se pudo transitar por las rutas a Malargüe y a Mendoza por las rutas 144 y 143, respectivamente, con cadenas, pero desde las 19 se cerró el tránsito en ambas vías por la cantidad de nieve acumulada y la formación de hielo. El único camino abierto al norte provincial fue la variante por Las Catitas, por la ruta 153.

La situación en Alvear

Con una nevada constante e ininterrumpida desde las primeras horas de la madrugada, Alvear amaneció el sábado cubierto por un manto blanco de unos 5 cm, en tanto que los distritos y zonas rurales llegaron a acumular entre 8 y 10 cm de nieve.

Sin mayores problemas en el común de la población, hasta anoche fueron atendidas nueve urgencias en viviendas del barrio Isla Gorostiague y en el centro, sin que se registraran víctimas, según confirmaron desde la comuna.

Mientras, una persona fue internada en el hospital Enfermeros Argentinos con heridas de consideración al derrumbarse el techo de su vivienda. "Hubo filtraciones por la acumulación de nieve en tres casas y se asistió a otra familia por la caída de una parte del techo", relató Sergio Sendra, de Defensa Civil local.

"La lluvia del día anterior facilitó que no se produjera un congelamiento excesivo en las calles, aunque la calzada se mantuvo resbaladiza todo el día", explicaron desde la policía. Tampoco hubo interrupción de las rutas, aunque la recomendación policial fue de no circular a menos que fuera de extrema necesidad.

Malargüe, congelado

El temporal de nieve es sin dudas el más importante en años en Malargüe, ya que hasta el momento cayeron más de 30 cm en la ciudad y hasta 40 cm en localidades rurales como Agua Escondida. Se informó que las rutas 144, 40, 186 y 222 están con dificultades para transitar por la acumulación de nieve y hielo.

Por otro lado aumentó considerablemente el consumo de agua potable. "Es similar a una tarde de domingo de verano con 40 grados. Esto porque para evitar el congelamiento de las cañerías, la gente deja el agua corriendo y nos ha bajado considerablemente el nivel de reservas y la presión", explicó el responsable de Aysam en Malargüe, Alejandro Muñoz.

Debido a las condiciones de mal tiempo y dificultades en el tránsito, algunas actividades educativas que estaban previstas para hoy en el campus educativo municipal fueron suspendidas. Tampoco se van a realizar distintos eventos deportivos, religiosos y una importante fiesta prevista en la zona rural de El Cortaderal.