Traducido por el equipo de Sott.net

Entra fácilmente en la categoría de "conspiración", pero eso no significa que no sea una historia divertida de contar.
Ancient Egypt
A todos nos han enseñado que los imperios surgen y caen y que todo nuevo comienzo proviene del final de otro comienzo. La antigua Grecia y el antiguo Egipto no fueron una excepción. Era el año 1336 a.C. y el faraón egipcio Akenatón, acababa de morir.

Akenatón fue un faraón extraño que sacudió muchos de los fundamentos esenciales de la cultura del Antiguo Egipto. Por un lado, Akenatón era un monoteísta. Sólo creía en Atón, un dios solar parecido a Ra, un hecho que lleva a algunos estudiosos a debatir si es un padre fundador del judaísmo.

Akenatón era también un romántico, que confería un estatus inusual y elevado a su esposa, la afamada belleza Nefertiti. También es posible que tuviera un extraño síndrome o discapacidad que transmitió a sus hijos... algo que puede haber provocado la temprana muerte de su hijo, Tutankamón o Rey Tut.

Nefertiti

Su mujer Nefertiti
Sin embargo, una de las cosas más extrañas de Akenatón fue que cambió la forma de hacer arte en aquellos tiempos. Hizo caso omiso de las rígidas normas que mantenían 3000 años de estabilidad artística. Las representaciones se volvieron más naturalistas, especialmente de plantas, animales y plebeyos. Muestran una sensación de movimiento y acción.También la realeza fue representada de forma diferente. En lugar de mostrar al faraón como un dios, inmóvil y eterno, los artistas comenzaron a producir imágenes tiernas de él. Se le dibuja jugando con sus hijas bajo los rayos de Atón, mientras muestra su afecto a su esposa. Las líneas que rodean al rey son suaves y curvas. Los rasgos duros y rectos de los faraones anteriores quedan desterrados.

Pero entonces murió Akenatón, el hombre considerado "el primer individuo de la historia".

El cambio al principio fue gradual, pero finalmente todas las reformas se desvanecieron y se volvió a la forma tradicional anterior de hacer las cosas. La época denominada 'período de Amarna' llegó a su fin.

Pero, ¿qué pasó con todos aquellos artistas que acababan de saborear la libertad creativa? La vuelta a la regulación significó el fin del liberalismo artístico. ¿Se quedaron en Egipto tras la vuelta a la normalidad? ¿O tal vez se fueron al norte, al otro lado del Mediterráneo?

Alrededor de esta época, empezamos a ver, por ejemplo, la aparición de los jeroglíficos etruscos, en la tierra de los minoicos, una civilización anterior a la griega.

Finalmente, hacia el año 750 a.C., llegamos al arte griego temprano 'arcaico'.

Este periodo se caracteriza por las estatuas de pie, frontales y sólidas. Llevan una extraña sonrisa, llamada arcaica. Un pie está colocado hacia delante y los puños están cerrados. Hay tres tipos de figuras, el joven desnudo de pie (kouros), la chica drapeada de pie (kore) y la mujer sentada.

Todos los tipos de esculturas enfatizan y generalizan los rasgos esenciales de la figura humana.
Ancient Greek

Antiguo egipcio a la izquierda, antiguo griego a la derecha
Por supuesto, esta historia de escultores desbocados, que traen un renacimiento y una revolución artística a la antigua Grecia, tiene muchos agujeros. Los periodos de tiempo, por ejemplo, son enormemente contradictorios. Es difícil imaginar que este nuevo enfoque artístico se mantenga vivo durante 500 años. Además, los kouros de la Antigua Grecia se parecen más al arte tradicional del Antiguo Egipto que al estilo único de Akenatón.

Entonces, ¿por qué empezaron a surgir estatuas similares a las del antiguo Egipto en la antigua Grecia? ¿Podría ser sólo una coincidencia?

Nosotros, por desgracia, no lo sabemos. Hay muchas otras explicaciones posibles, como el Imperio Persa Aqueménida, fundado en el siglo VI a.C. por Ciro II el Grande. Este enorme imperio, que abarcaba aproximadamente 8 millones de kilómetros y se extendía por tres continentes, habría puesto bajo el mismo paraguas a Egipto y al norte de Grecia, Macedonia.

El imperio persa aqueménida también instituyó infraestructuras, como redes de carreteras, un sistema postal y una lengua oficial en todos sus territorios. Incluso contaba con una administración burocrática centralizada bajo el Emperador, así como con un ejército y unos servicios civiles amplios y profesionales.

Tal vez los famosos monumentos egipcios llegaron por estos caminos recién descubiertos a las incipientes costas de Grecia. Al fin y al cabo, es en esta época cuando empiezan a aparecer las primeras esculturas arcaicas.

O quizás no. La historia no es una ciencia exacta. Los puntos que parecen importantes sólo pueden destacarse en retrospectiva, y las conexiones entre ellos se debilitan por las improbabilidades. Lo único que sabemos es que el arte de la Grecia antigua empieza a ser aún más interesante a partir de ahora.