Estas revelaciones ponen de manifiesto que la Casa Blanca se comprometió a equilibrar su apoyo a Ucrania para disminuir el riesgo de una escalada con Rusia, afirma The WSJ.
HIMARS
© Piemags / Legion-Media
Sistema de lanzacohetes múltiple estadounidense HIMARS.
Estados Unidos modificó, como medida de precaución, el lote de sistemas de lanzacohetes múltiple HIMARS que posteriormente suministró a Kiev, modificación de la cual no dio aviso al Gobierno ucraniano, informa The Wall Street Journal, citando a funcionarios estadounidenses.

Los cambios a los que fueron sometidas esas armas evitan que puedan usarse para disparar misiles de largo alcance contra Rusia. De este modo, la administración del presidente Joe Biden intentó reducir el riesgo de que el conflicto con Moscú se hiciera "más amplio", recalca el medio.

Desde junio, Washington ha suministrado a Kiev 20 unidades HIMARS y un gran inventario de sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple guiados (o GMLRS, por sus siglas en inglés). Esos misiles, que cuentan con un alcance de casi 80 kilómetros, han sido utilizados para atacar depósitos de municiones, suministros logísticos y centros de comando rusos en territorio ucraniano.

Según las fuentes, el Pentágono modificó los lanzadores para que no puedan disparar misiles de largo alcance, como por ejemplo los cohetes del sistema de misiles tácticos del Ejército estadounidense, que tienen un alcance de más de 300 kilómetros.

Estas revelaciones ponen de manifiesto que la Casa Blanca se comprometió a equilibrar su apoyo a las Fuerzas Armadas de Ucrania para disminuir el riesgo de una escalada con Rusia, afirma The WSJ.

Asimismo, reflejan "la aprensión entre los funcionarios de la Administración" de que la parte ucraniana "pueda dejar de cumplir su promesa de no atacar el territorio ruso con las armas proporcionadas por Estados Unidos", reza el artículo publicado este lunes.


Reciente ataque ucraniano con HIMARS

En la mañana de esta jornada, el Ejército ucraniano efectuó un ataque contra la ciudad de Alchevsk, ubicada en la república rusa de Lugansk, en el que al menos 10 personas murieron y 24 resultaron heridas.

Según informó en sus redes sociales el oficial de la Milicia Popular de la RPL Andréi Marochko, seis misiles disparados por sistemas estadounidenses HIMARS impactaron en una residencia del Instituto Técnico Estatal de Donbass, donde vivían refugiados y trabajadores que reconstruían las zonas afectadas por ofensivas anteriores.