Traducido por el equipo de sott.net

Los científicos han descubierto 168 geoglifos nuevos en el suelo del desierto de Perú — casi duplicando los ejemplos conocidos de antiguas Líneas de Nazca en la zona.
new geoglyphs
© Yamagata University
Alrededor de 50 de los dibujos a gran escala son figuras humanas.
Investigadores peruanos y japoneses de la Universidad de Yamagata han dedicado dos años a explorar el sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, situado en la costa sur del Pacífico peruano, utilizando fotografías aéreas, drones y estudios de campo.
Los dibujos representan seres humanos, camélidos, aves, orcas, felinos, serpientes y más. Alrededor de 50 de los dibujos a gran escala son figuras humanas — incluyendo a una que asemeja a Homero Simpson.

Aunque es difícil saber con exactitud cuándo se elaboraron los geoglifos, las vasijas de arcilla halladas cerca de las líneas apuntan a una época comprendida entre el año 100 a. C. y el 300 d. C., es decir, entre 2.100 y 1.700 años atrás.

La mayoría de las Líneas de Nazca sólo pueden verse desde el aire y han intrigado a los científicos durante años. Pero las figuras descubiertas recientemente son más pequeñas, con una media de entre 1.8 y 5.8 metros de longitud, y pueden verse desde el suelo, según declaró a Reuters Masato Sakai, profesor de la Universidad de Yamagata que dirigió el estudio.

"Estos geoglifos se crearon al retirar piedras negras de la superficie de la tierra para dejar al descubierto una superficie arenosa blanca por debajo", decía un comunicado de la Universidad de Yamagata.

Cierta información que actualmente recopilan los investigadores será analizada por programas de inteligencia artificial, que podrán representar patrones de forma más rápida y eficaz que el ojo humano e informar sobre la conservación de las líneas.

En 2019, los arqueólogos habían descubierto un total de casi 200 geoglifos en la zona. Estos nuevos dibujos elevan el número oficial de Líneas de Nazca conocidas a 358.

Un arqueólogo dijo anteriormente a The Guardian que creía que los científicos solo habían encontrado el 5% de todas las Líneas de Nazca existentes.

Los científicos en Yamagata habían obtenido permiso del Ministerio de Cultura de Perú para contabilizar tantos geoglifos como fuera posible, planeando cartografiar toda la longitud y anchura del lienzo desértico.

En 2017 se creó un parque arqueológico para proteger los geoglifos en la zona de Aja, cerca del centro de la ciudad de Nasca.
"Hasta 36 de estos geoglifos fueron descubiertos en la zona de Aja, cerca de la ciudad de Nasca. El descubrimiento de 41 geoglifos en esta zona fue anunciado previamente por la Universidad de Yamagata en 2014 y 2015, lo que llevó a la creación de un parque arqueológico en 2017 en colaboración con el Ministerio de Cultura de Perú para protegerlos. Con este descubrimiento, ahora se sabe que un total de 77 geoglifos se concentran en este parque arqueológico", dice el comunicado de la Universidad de Yamagata.

El propósito de las Líneas de Nazca sigue siendo desconocido, según el arqueólogo principal del programa de investigación de las Líneas de Nazca, Jorge Olano. A pesar de ser misteriosas, se han interpretado de diversas maneras, como que están destinadas a los dioses del cielo o que se supone que son un reflejo de las estrellas con fines astronómicos.