La caída de múltiples fragmentos de un objeto desconocido iluminaron este sábado el cielo de varios puntos de la geografía española y en Argentina o Chile.
Imagen de fragmentos de un satélite desintegrado, lanzado el 13 de enero del 2022.

Imagen de fragmentos de un satélite desintegrado, lanzado el 13 de enero del 2022.
No, no se han adelantado las perseidas. Queda bastante para los sanlorenzos. Si ustedes han visto en la noche del sábado un montón de fragmento luminosos surcando el cielo, no se trata de una nueva lluvia de estrellas en el calendario astronómico. Se trataban simplemente de fragmentos de un objeto que atravesó la atmósfera poco antes de la medianoche.


Basura espacial o meteorito como primeras hipótesis

Los reportes de ciudadanos alarmados llegaron desde diferentes puntos de España. Los fragmentos dejaban además un rastro de tono cobrizo. La teoría inicial es que es simplemente basura del espacio, de la mucha que rodea el planeta, o un satélite (se habla del USA-321). También podía ser un meteorito desintegrado. El satélite tenía prevista una trayectoria próxima a España para este día.

La publicación especializada 'Frontera espacial' quiso enviar un mensaje tranquilizador y cortar de raíz las elucubraciones y posibles teorías catastrofistas. "No se trata de un meteorito, es un satélite, lanzado el 13 de enero del 2022, que se ha desintegrado completamente en la atmósfera", dijeron a través de su cuenta de la red social Twitter. Así, el lanzamiento es parte de una misión 'Transporter-3 de SpaceX'; aunque el hecho de que el satélite se desintegre es poco habitual, se especifica que no hay peligro alguno para la población.

Esta puntualización también quiere desterrar hipótesis acerca de un posible origen bélico de este suceso, en un momento de máxima tensión en todo el mundo por la actitud belicosa del régimen ruso que preside Vladimir Putin.

A tenor de las publicaciones en redes sociales llegadas desde diferentes puntos de la península y del visionado directo del fenómeno, se ha evaluado una posible trayectoria del objeto fragmentado, que habría entrado en los cielos ibéricos desde el sureste, cerca de Murcia, para ir en diagonal ascendente hacia el noroeste y llegar hasta león. Usuarios de las redes sociales subían vídeos y fotos del acontecimiento desde Valencia, Murcia, Guadalajara, Madrid, Segovia, Zamora o León.

Otro satélite en Argentina y Chile

Además, horas después otros fragmentos fueron vistos en partes de Argentina y Chile. 'Frontera espacial' explicó que "es otro satélite reingresando a la atmósfera terrestre, cerca de la medianoche hora local. El satélite es derivado del que se vio en España hace unas horas, ahora se trata del USA-323 que también se lanzó en la misión Transporter-3 de SpaceX".