Imagen
© Desconocido
Propaganda y manipulación en forma de cartel publicitario
¿Tu Gobierno dice que debes vacunar a tu hija una vez más?. No hablamos ya de las vacunaciones a las que nos someten desde pequeños, si no de un nuevo y alarmante peligro femenino que se ve ondear en un futuro no muy lejano: El cáncer de cérvix. Hay voces que aseguran que la vacuna VPH es peligrosa, pero en cambio algunos médicos afirman que es completamente segura, ¿Qué hacer? Si te informas podrás tomar la decisión acertada.

Es probable que si has llegado hasta aquí seas una persona que tiene una hija en edad de vacunación y como has oído alguna cosa sobre la peligrosidad de esta vacuna, buscas en Internet más información que te aclare y te disipe dudas. Lo que aquí encontrarás no son consejos, si no información directa y clara sobre lo que se ha escrito en relación al virus del papiloma humano (VPH) y la vacuna que lo previene.

Voy a exponerte un resumen de toda la información existente en la Red, para ayudarte en la toma de decisiones. Normalmente decidimos confiar en nuestros gobernantes y en la ciencia, pero si existe la más mínima duda -y tú la tienes- lo mejor que podemos hacer es obtener la mayor cantidad de información posible.

No sé como está el asunto en otros países, pero hoy por hoy, en España no hay ninguna obligatoriedad de vacunar a ningún ser humano de nada, sean recién nacidos o adultos, por lo que esa decisión los únicos que tienen el poder de tomarla en última instancia, son los responsables directos de los hijos: Los padres.

Sobre las vacunas puedes optar por no tomar ninguna decisión -con lo cual los médicos la tomarán por ti- o puedes negarte en redondo a que tus hijos no reciban ningún tipo de vacuna, en cuyo caso te mirarán como "un bicho raro" y deberás insistir y pelear para que tus hijos no sean inyectados.

No obstante en el caso que nos ocupa -el VPH- es una especie de vacuna extra, que además de ser relativamente nueva es a muy largo plazo (toda la vida), por lo que es normal que aumenten las dudas en algunos padres. ¿Es realmente necesaria? Las opciones que tenemos en nuestra mano simplemente son dos: Vacunar, o no vacunar.

Al final del artículo encontrarás un vídeo sobre la experiencia de un padre con la vacuna contra el VPH. De momento voy a exponerte de una forma clara porqué deberías vacunar a tu hija y también porqué no deberías hacerlo:

10 Razones por las que Vacunar a tu Hija

Te voy a presentar 10 razones por las que debes vacunar a tu hija contra el VPH. Estos razonamientos y aseveraciones los he extraído directamente de los folletos de publicidad de la vacuna de España y otros países, quede claro que mis creencias son otras:

1) Ante todo debes vacunar a tu hija porque es un acto de responsabilidad.

2) Evitarás que de adulta tenga cáncer de útero.

3) Porque el virus del papiloma es un virus de transmisión sexual.

4) Porque la vacuna es gratuita.

5) Las autoridades sanitarias y los médicos apoyan la medida.

6) Muchas mujeres mueren a causa del cáncer cérvico-uterino.

7) La prevención salva vidas y vacunar es prevenir.

8 ) Porque es el mes de la "Salud Cervical".

9) Porque es totalmente segura, como mucho únicamente producirá escozor en el lugar del pinchazo.

10) Porque ocho de cada 10 personas tendrán el virus del papiloma humano este año, y de ese universo, una o dos mujeres generará cáncer cérvico-uterino, por lo que es muy importante la prevención (según el Dr. Antonio Cruces en la campaña de vacunación en Mexico del 2010).

Imagen
© Desconocido
Campaña tendenciosa y engañosa: ¿Solemos sonreir de esa manera cuando nos clavan una aguja?
10 Razones por las que NO Vacunar a tu Hija

Para exponerte las razones por las que no es conveniente que vacunes a tu hija contra el virus del papiloma humano, usaré los mismos motivos que se indican en los panfletos publicitarios, pero añadiré además la información que alguien se ha "olvidado" de mostrar en esos pasquines, información que te proporciono con enlaces y documentos verificables:

1) Ante todo debes vacunar a tu hija porque es un acto de responsabilidad. Bien, eso sería cierto si asumimos que las vacunas son totalmente inocuas, pero ¿Lo son? Esta vacuna en particular ni siquiera está suficientemente probada, pero una cosa es cierta: Tu serás directamente responsable de lo que le ocurra a tu hija. No des por válidas mis palabras, pero te animo a que rebatas todos los datos que te expongo y a que te informes adecuadamente sobre el asunto.

2) Evitarás que de adulta tenga cáncer de útero. Eso es rotundamente falso. La propia FDA norteamericana admite que no se sabe por cuanto tiempo es efectiva la vacuna. Incluso es posible que sea necesario efectuar vacunaciones cada 2 ó 3 años, hoy en día es un dato que se ignora.

3) Porque el virus del papiloma es un virus de transmisión sexual. Si, es cierto, pero ello no implica que por tener el virus se padezca un cáncer de útero. De hecho en la mayoría de las ocasiones tan solo se producen las llamadas "verrugas genitales", totalmente inofensivas y que desaparecen con tratamiento o solas. Es decir, si te medicas, desaparecerán las verrugas en una semana o si en cambio decides que tu organismo actúe, tendrás que esperar 7 días...

4) Porque la vacuna es gratuita. Bien, sobre ese razonamiento que he visto en diversos folletos de las distintas campañas vacunacionales, no voy a hacer declaraciones. Si tu, como responsable de tu hija consideras que esa es una razón válida, ADELANTE! Por cierto, se estima que el coste de esta vacunación para la sanidad española, asciende a 125 millones de euros anuales (360 millones ya se gastaron el primer año).

5) Las autoridades sanitarias y los médicos apoyan la medida. Ese razonamiento es esencialmente falso. Aquí tenemos tres opiniones: A) Los médicos que defienden a ultranza las vacunas, cualquier vacuna. B) Los que actuan "de oficio", es decir, los que simplemente hacen lo que se les ordena (la mayoría), o C) Los que están totalmente en contra. Curiosamente son los únicos que exponen con razonamiento y lógica su negativa a recomendar la vacuna, como JAMA, órgano de la Asociación de Médicos Americanos, donde expresaron sus serias dudas sobre la urgencia de la vacuna o los casi 10.000 catedráticos, periodistas, investigadores y profesionales de la Salud españoles que firmaron una declaración solicitando una moratoria hasta que la vacuna esté suficientemente investigada. La solicitud por cierto, continúa abierta

6) Es urgente vacunar cuanto antes al mayor número de niñas. Falso. La propia ministra de sanidad española Elena Salgado admitió ante la prensa que la efectividad real de la vacuna no se conocerá hasta dentro de 30 ó 35 años, por hacer ese tipo de declaraciones fue sustituida por el nuevo ministro Bernat Soria, que apoyó y puso en marcha esta campaña de vacunación masiva. Más información en el blog Dempeus.

7) La prevención salva vidas y vacunar es prevenir. La primera aseveración es cierta.

8 ) Porque es el mes de la "Salud Cervical". Esto lo he leído en un folleto norteamericano. La respuesta es la misma que las dos primeras frases del punto 4.

9) Porque es totalmente segura, como mucho únicamente producirá escozor en el lugar del pinchazo. Falso, puesto que sólo en España ya hay cientos de niñas afectadas por dicha vacuna, tanto casos leves, como moderados o realmente graves. Casos que son vergonzosamente ocultados por la prensa. A causa de los graves efectos secundarios ya existen constituidas varias asociaciones al respecto, como la Asociación de Afectadas por la vacuna del papiloma (aavp.es).

10) Porque ocho de cada 10 personas tendrán el virus del papiloma humano este año, y de ese universo, una o dos mujeres generará cáncer cérvico-uterino (campaña mexicana de VPH). Esto es esencialmente cierto, pero no quiere decir que sea algo malo: El motivo de hacer ese tipo de aseveraciones es asustar (relee la frase nuevamente, porque el que tengas ese virus, no quiere decir nada) . Ojo a ese dato: La mortandad por cáncer de cérvix en España es de 5,51 mujeres por cada 100.000 casos, es decir, que la incidencia de muertes en mujeres con este tipo de cáncer es del orden del 0,00551%! (datos extraídos del "Atlas Municipal de Cáncer en España", encargado por el Centro Nacional de Epidemiología en España). Además, ese bajísimo índice de muertes únicamente afecta a mujeres de más de 70 u 80 años a las que se les descubrió demasiado tarde, ya que nunca se hicieron una revisión. También hay que tener en cuenta que ese 0,00551% hay que aplicarlo únicamente a mujeres que ya tienen ese tipo de cáncer, puesto que si lo aplicamos a la totalidad de población femenina el porcentaje sería enormemente menor.

Terrible palabra: Cáncer. Cuando la escuchamos experimentamos una gran sensación de desasosiego y nos mostramos inquietos, ya que nos han hecho creer que decir cáncer es lo mismo que decir muerte. Pues bien, esa es la palabra que usa nuestra industria sanitaria en la nueva campaña de vacunación contra el VPH, con el fin de convencer a los preocupados padres de que vacunen a sus hijas. Los padres, que confían en los médicos (la verdad es que no tienen muchas otras opciones), quieren lo mejor para sus hijas y aceptan -e incluso en ocasiones exigen, pobres ignorantes- que sus hijas sean vacunadas.

Voy a ser claro e ir directamente al grano: Lo terrible no es que exista el virus del papiloma humano (VPH). Lo realmente peligroso son las campañas de vacunación a las que nos someten nuestras autoridades. Esta nueva campaña "primaveral" del 2011, arranca con el fin de convencer a los padres de los "enormes" (nótense las comillas) beneficios de introducir un producto químico en el torrente sanguíneo de sus hijas. A eso normalmente se le llama vacuna.

No debes confiar en todo lo que te aseguran las autoridades sanitarias. Recuerda por ejemplo, que Manuel Cervera, el Conseller de Sanitat de la Comunidad Valenciana, aseguraba a finales de 2008 que "la campaña de vacunación del VPH transcurre sin incidencias", cuando en ese mismo momento se estaban tratando de ocultar los primeros casos graves de niñas afectadas por la vacuna. Apenas un mes después ya había dos jóvenes ingresadas en la Unidad de Cuidados Intensivos en Valencia.

Por cierto, el padre de una de esas niñas, Juán Domínguez, que trabaja como profesor en un colegio de secundaria en Valencia, nos narra en un impactante testimonio el via crucis sufrido desde el día que le pusieron la vacuna VPH a su hija (FUENTE: Vimeo vía Despertares):


Una vez asimilada la escandalosa y peligrosa publicidad que se le ha dado a la vacuna, podemos encontrar opiniones interesantes en la red, como el blog Heliotropo de Luz, donde "desmenuza" la campaña de vacunación aportando conclusiones cuanto menos sorprendentes, pero ante todo no debemos dejar de tener en cuenta el editorial que en su momento publicó la revista Discovery DSalud que puedes leer aquí.