Ingemmet registró un incremento de la actividad del volcán. Una de las emisiones más fuertes ocurrió en junio y alcanzó 500 metros.

Imagen
© Difusión
El volcán permanece activo, aunque no lo parezca
Los resultados del último monitoreo realizado al volcán Misti por el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet) han evidenciado que el cráter permanece muy activo, principalmente por la emisión de fumarolas que se han hecho más frecuentes e, incluso, alcanzan distancias más largas que las reportadas en los últimos seis años, desde que empezó el trabajo de evaluación del cráter.

A través del monitoreo visual, se ha advertido que, desde el año 2009, las variaciones son notables. Una de las emisiones de gases y humos más fuerte ocurrió en junio de 2011 cuando una fumarola alcanzó la altura aproximada de 500 metros sobre el borde del cráter. Según Ingemmet, resulta la más alta registrada en los cuatro años de monitoreo.

La visibilidad de fumarolas fue registrada por la estación MST-V1, ubicada en Arequipa. Según refiere el informe, el incremento podría estar asociado a las precipitaciones pluviales, experimentadas en la Ciudad Blanca durante el verano.

Además, se apreció mayor emisión fumarólica en el interior del cráter. Este aumento también estaría asociado con la gran cantidad de lluvias y nieve acumulada en la cima del volcán a principios del presente año. Pese a ello, los expertos señalan que la actividad del Misti aún se encuentra en niveles bajos.

Prevención

El Ingemmet instó a las autoridades a no descuidar sus planes preventivos para una evacuación en caso de emergencia, pues el Misti no está dormido y en cualquier momento podría empezar un proceso de erupción, como ya sucedió hace dos mil años, aproximadamente. "Por eso, Arequipa está en alerta verde", indicaron.