Estructuras minerales que rompieron con el modo de concebir la materia sólida en los años 80 y que le valieron el Nobel de Química a Daniel Shechtman en 2011 podrían originarse en el espacio.

cuasicristal
© Especial BBC
Nuestra evidencia indica que los cuasicristales se forman de manera natural en condiciones astrofísicas y se mantienen estables en escalas de tiempo cósmico, escribió el equipo en PNAS.
Los cuasicristales, estructuras minerales que rompieron con el modo de concebir la materia sólida en los años 80 y que le valieron el Nobel de Química a Daniel Shechtman en 2011 podrían haber provenido de los meteoritos.

Un nuevo estudio publicado en la revista PNAS, asegura que unas muestras que se tomaron en Rusia indicaría que su composición se originó en el espacio, reportó el portal de la BBC.

Cuando Schechtman presentó su hallazgo, se encontró con la incomprensión y las burlas de sus colegas, y su jefe en el laboratorio acabó invitándole a abandonar el grupo de investigación, pero el año pasado recibió el máximo reconocimiento de la comunidad científica.

Tras someter al cristal -luego conocido como cuasicristal o sólido cuasiperiódico- a varios experimentos, para descartar que se tratase de una agrupación simétrica de cristales idénticos, Schechtman descubrió que en realidad su simetría era quíntupla, igualmente imposible en las concepciones científicas de la época.

En 2009, Luca Bindi, de la Universidad de Florencia y sus colegas reportaron el hallazgo de cuasicristales en muestras de minerales de las montañas Koryak en el lejano oriente de Rusia.

El mineral - una aleación de aluminio, cobre y hierro - demostró que los cuasicristales podían formarse y permanecer estables en condiciones naturales. Sin embargo, el proceso natural que ha creado las estructuras seguía siendo una cuestión abierta.

Ahora, Bindi y Paul Steinhardt de la Universidad de Princeton, y otros afirman que las pruebas apuntan que los minerales tienen un origen extraterrestre.

Análisis

Los investigadores utilizaron la técnica de espectrometría de masa para medir las diferentes formas - o isótopos - de oxígeno elemento contenido en las partes de la muestra de roca, explica la BBC.

El patrón de isótopos de oxígeno se diferencia de todos los minerales conocidos que se originaron en la Tierra, y en cambio se acercó más a los que se encuentran en un tipo de meteorito conocido como una condrita carbonosa.

Las muestras también contenían un tipo de sílice, que sólo se forma a muy altas presiones. Esto sugiere que sea formado en el manto de la Tierra, o se formó en un impacto a alta velocidad, como la que se produce cuando un meteorito golpea la superficie de la Tierra.

"Nuestra evidencia indica que los cuasicristales se forman de manera natural en condiciones astrofísicas y se mantienen estables en escalas de tiempo cósmico", escribió el equipo en PNAS.