Volcán Popocatépetl
© Milenio
Volcán Popocatépetl
El director del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), Roberto Quaas Weppen, advirtió que incrementó la actividad del Popocatépetl, lo que no significa emergencia inmediata, pero sí la necesidad de estar alerta.

Asimismo reportó que ayer en la mañana se registraron casi dos horas de tremor espasmódico de gran amplitud, que dio lugar a la emisión por pulsos más densos de gases y de ceniza, la cual se dirigió principalmente al sector sur del volcán.

En conferencia de prensa informó que se ha formado un domo de unos 100 metros al interior del cráter del Popocatépetl con alrededor de un millón de metros cúbicos de material.

Desde 1994 a la fecha se han formado y destruido 37 domos y hoy no se descarta la salida de material por bocas laterales e incluso actividades explosivas.

Al explicar lo que ocurre en el volcán, señaló que es imposible prever cuándo se puede producir una erupción, pero las condiciones actuales hablan de un incremento en la actividad.

Planteó que no se descarta caída de ceniza y de material incandescente aunque, en los parámetros actuales, parece que no sería tan grave como los eventos de 1994.

Ante ello, la coordinadora general de Protección Civil del gobierno federal, Laura Gurza, afirmó que hoy, en las condiciones actuales, no debe bajarse la guardia y hay que estar muy atentos a la actividad del volcán. Sobre todo mantener la restricción de los 12 kilómetros.

Aunque indicó que de momento no parece haber peligro para poblaciones cercanas, de todas formas se mantiene la recomendación de evitar acercarse al cráter y estar atentos de todos los avisos de las autoridades locales y federales.

Recomendó vigilar los cuerpos de agua en las poblaciones cercanas al volcán, para evitar que la caída de cenizas pudiera contaminarlos, pues es necesario cuidar la salud de la gente.

Al respecto, Ana Lucía Gil, directora general de Protección Civil, sostuvo que la mañana de este miércoles, se llevó a cabo una reunión entre autoridades involucradas en el Plan Popocatépetl, para revisar el estado de los planes.

Estuvieron autoridades de Protección Civil de Puebla, Morelos, Estado de México, Tlaxcala y el Distrito Federal, además de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y otras autoridades federales.

Fondo de 200 mdp

El gobierno del Estado de México dispone de 200 millones de pesos del fondo para emergencias, los cuales se usarían en caso de una erupción del Popocatépetl.

La actividad sísmica del volcán se ha mantenido en niveles altos durante las últimas 24 horas, además se registraron 27 exhalaciones de baja y mediana intensidad que produjeron gases y cenizas de hasta mil 500 metros de altura.

El director de Protección Civil del Edomex, Arturo Vilchis Esquivel, explicó que el fondo de emergencias fue autorizado por la Cámara de Diputados local.

Además manifestó que los recursos pudieran ser invertidos en las actividades del Plan Operativo Popocatépetl, en caso de así requerirlo.

El Cenapred instó a los poblanos a desatender rumores sobre una presunta "explosión" del Popocatépetl, asimismo solicitó a las autoridades estatales difundir información precisa al respecto para evitar pánico.

Fernando Manzanilla Prieto, secretario general del gobierno estatal, informó que el Centro Nacional de Prevención de Desastres aumentó la cantidad de equipos para la supervisión del volcán.

Indicó que hasta el momento el organismo cuenta con tres cámaras de monitoreo en Tianguismanalco, Tlamacas y Altzomoni.

Sin embargo, apuntó que se decidió colocar un aparato más en Santiago Xalitzintla, junta auxiliar de San Nicolás de los Ranchos, tras la contingencia que se desató hace semana y media.

El funcionario adelantó que el próximo sábado habrá una gira de supervisión del Ejército, así como de representantes del gobierno estatal, donde podría efectuarse un simulacro de evacuación masiva.