Imagen del Sol
© SDO_NOAA
Imagen del Sol, 1 de julio 2012.
Una alerta de tormenta geomagnética solar informó hoy el Centro de Previsión Espacial de Estados Unidos, que está afectando desde las 2 a.m., hora UTC del 1 de julio, informa la Administración Nacional Atmosférica y Oceanográfica (NOAA).

La tormenta se inició el sábado y alcanzó el nivel de alerta menor (G1, en la escala entre 1 y 5) con posible impacto en los satélites y en las regiones polares de la Tierra hasta las latitudes de 60 grados.

Las zonas afectadas sufrirán fluctuaciones eléctricas y se podrán observar auroras en Canadá, Alaska, Michigan y Maine, en Estados Unidos.

Durante las tormentas geomagnéticas los vientos solares cargados con partículas ionizadas golpean la Tierra, especialmente en los polos. Al tomar contacto con la atmósfera se cambia la polaridad y se observan las imágenes de colores que ofrecen las auroras, tanto boreal en el hemisferio norte, como austral en el hemisferio y Polo Sur.

Aunque el Sol no ha emitido alertas a la Tierra los pasados días, su actividad pasó de baja a moderada y una de las zonas, la denominada 1513, produjo varias explosiones de Tormenta Solar el 30 de junio con grado Mediano a fuerte (M).

Otra región del Sol, la denominada 1514 está creciendo y registra numerosas explosiones menores (C).

La previsión en los próximos días no es alta, con solo algunas tormentas de clase M y aisladas tormentas geomagnéticas.