Tony Blair
© Desconocido
Espontánea manifestación contra Blair en Londres: Activistas de derechos humanos y contra la guerra se reunieron frente a una iglesia metodista en el barrio londinense de Westminster para protestar por la presencia del expremier británico Tony Blair.
El martes se celebró un fórum sobre "la religión en la vida pública", en dicha iglesia, a la cual acudió Blair para dar un discurso. Los organizadores, para prevenir las protestas, no anunciaron que el expremier británico acudiría al evento, sin embargo, tras la trasmisión de las imágenes por televisión, decenas de activistas se reunieron frente al lugar.

Los ecos de "Tony Blair, terrorista" o "criminal de guerra" se oían por todas partes del barrio de Westminster.

Los coordinadores de la organización pacifista "Stop the War" han pedido que el ex primer ministro sea juzgado por crímenes de guerra en la Corte Penal Internacional de La Haya (en los Países Bajos).

Blair no salía en público desde hace más de un año, porque cada vez que aparece, se desata la furia del pueblo por haber implicado a su país en las guerras de Afganistán e Irak, cuyo resultado fue la muerte de cientos de soldados británicos y miles de civiles de los países atacados.

El presidente de "Stop the War", John Rees, declaró: "Este es un plan coordinado para que (Blair) vuelva a la vida pública".

Además, agregó que Blair es el principal promotor de una campaña, cuyo objetivo es llevar a cabo un ataque contra Irán.

Rees dijo que la campaña contra Blair no se trata solo sobre Irak. "La protesta es por el futuro y el presente".

"El presente, en el sentido de la continuación de la guerra en Afganistán y el futuro sobre su posición contra Irán", agregó también, "No hay duda de que habría comenzado una guerra contra Siria si no fuera por la oposición de China y Rusia en la ONU".

Otro miembro de "Stop the War", Chris Nineham, manifestó: "Creemos que el hombre que nos llevó a la guerra de Irak con mentiras, matando a un millón de civiles iraquíes, cientos de soldados británicos y llevando a esos países a varias décadas de retraso, debe comparecer ante el tribunal de crímenes de guerra y no debería volver a la política".

Blair estuvo en el poder desde 1997 hasta 2007; en estos años implicó a su país en dos ataques, el de Afganistán (2001 hasta la actualidad), e Irak (2003 hasta 2011).