Alrededor de 60 personas, provenientes de Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua, tienen el objetivo de encontrar a sus seres queridos
© 2008 Union Editorialista
Alrededor de 60 personas, provenientes de Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua, tienen el objetivo de encontrar a sus seres queridos
Luego de recibir numerosas muestras de solidaridad popular, la caravana de madres de emigrantes centroamericanos desaparecidos concluyó su recorrido por el territorio mexicano. El último lugar visitado fue la ciudad de Tapachula, en el territorio de Chiapas, fronterizo con Guatemala.

Una declaración de esas mujeres, procedentes de Honduras, El Salvador, Nicaragua y Guatemala, informó que se visitaron 14 estados.

Durante esa jornada se logró el rencuentro de cinco madres con sus hijos y la obtención de pistas para la posible localización futura de otros emigrantes.

Entre los objetivos de la caravana, además de la reunificación familiar, está lograr la solidaridad de la sociedad mexicana con los emigrantes a su paso por el país.

Asimismo, reclamar a los gobiernos centroamericanos y mexicano que tomen medidas más eficaces para detener la crisis humanitaria que afecta a esos peregrinos y a sus familiares.

En su estancia en México, ellas sostuvieron reuniones con varias instituciones, así como visitaron albergues, hospitales, plazas públicas y otros lugares con la esperanza de encontrar a sus seres queridos.

Numerosos emigrantes en su camino por territorio mexicano rumbo a Estados Unidos son víctimas de atracos, extorsiones, secuestros y hasta asesinatos, que realizan las agrupaciones criminales y autoridades locales corruptas. Mientras otros fallecen ya en el desierto fronterizo estadounidense.