Imagen

ESPAÑA: Qué hay detrás de las tormentas de verano de estos últimos días y por qué con algunas cae barro .
Desde los últimos días de la semana pasada una situación de tormentas está marcando la situación meteorológica en nuestro país. Este tiempo inestable, coincidente con el inicio del verano , ha venido causado por una DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) situada de forma prácticamente inamovible frente a las costas de Portugal.

Esta DANA, ha aportado bastante aire frío en niveles medio y altos de la atmósfera, que combinado con las altas temperaturas que se viven en esta época del año, han dado lugar a importantes tormentas que han sido más abundantes en el norte y nordeste peninsular . Especialmente en las provincias de Burgos, Navarra y Soria las cantidades de precipitación han sido superiores a los 50 litros por metro cuadrado . Además, el granizo también ha sido el protagonista en las tormentas de estos últimos días.

Este martes, la DANA cruzó todo el país de oeste a este, y a últimas horas del día se situó en las costas del mediterráneo. A su paso dejó chubascos y tormentas repartidos por toda la geografía, pero de nuevo las tormentas más intensas se situaron tanto en Aragón como en Cataluña, dejando acumulados de precipitación de más de 60 litros en pocas horas.

A partir del miércoles podremos dar por finalizado este episodio tormentoso y la inestabilidad se verá restringida al tercio norte peninsular, con algunas lluvias y chubascos que nada tendrán que ver con las importantes tormentas de estos últimos días. En el resto del país el sol ganará gran protagonismo. Eso sí, las temperaturas serán bastante contenidas para estar en verano y tan solo en puntos del sudeste peninsular los valores máximos lograrán alcanzar los 30ºC.

Chubascos y tormentas cargados de barro

Parte de los numerosos chubascos que durante estos días han caído en el país, han venido acompañados de barro, ensuciando rápidamente todo lo que encontraban a su paso, especialmente vehículos.

La situación frente a las costas de Portugal que ha tenido la depresión que nos ha afectado estos días ha sido la causante de este fenómeno. En esta ubicación, los vientos en casi todas las capas de la atmósfera han sido de componente sur en nuestro país, trayendo así una masa de aire con numerosas partículas de polvo sahariano . Lógicamente al producirse chubascos, estás partículas de polvo han caído sobre la superficie en forma de barro.

A partir del miércoles, el viento también cambiará de dirección tanto en superficie como en el resto de capas atmosféricas, barriendo así cualquier rastro de calima que pueda quedar sobre nuestro territorio y dando lugar a un cielo mucho más azul.