Comentario: Por su interés, compartimos con ustedes tres noticias publicadas en el año 2013 por el diario El Triangle. Pese a la gravedad de las acusaciones ningún otro medio de comunicación ha estado informando a los españoles de esta supuesta trama criminal. ¿Por qué? ¿Es que nadie en España va a preocuparse por nuestros hijos?


La trama criminal de Castellón, denunciada a la Fiscalía

Jaume Reixach (10-08-2013)

Un arrepentido relata con detalle la trama internacional de pederastas que durante años operó en la Comunidad Valenciana.


Dibujo de una de las víctimas
En la edición en papel n. 938 de EL TRIANGLE, del 5 de octubre de 2009, publicamos un largo reportaje de investigación sobre una trama internacional de pederastas que operó, durante años, en la provincia de Castellón y que, a pesar de las numerosas denuncias y testigos de cargo, la justicia nunca quiso desmantelar. En ese artículo explicábamos la larga batalla en solitario de un padre, Reinaldo Colás, que descubrió como sus dos hijas pequeñas, Aida y Tamara, eran víctimas de todo tipo de abusos sexuales por parte del amigo de su ex mujer, el empresario italiano Giuseppe Farina, que fue presidente del AC Milan.

Y no sólo esto: estas niñas de corta edad eran, a su vez, explotadas sexualmente junto con otros menores por un grupo de prominentes y depravados personajes de la alta sociedad valenciana en fiestas privadas que tenían por escenario la finca Mas del Coll, cerca de Vinaròs, y el bar España, de Benicarló. Estas escenas de abusos de menores eran filmadas y, posteriormente, comercializadas en Francia e Italia.

En las últimas semanas, el caso, que permanecía archivado y enterrado, ha hecho un tumbo espectacular. Uno de los integrantes de esta organización criminal se ha dirigido a la Fiscalía Anticorrupción, en calidad de arrepentido, y ha relatado con todo lujo de detalles como operaba la trama, y ha señalado que en el vértice de todo había el extodopoderoso presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra.

Carlos Fabra

Según el detallado relato de este arrepentido, al cual ha tenido acceso EL TRIANGLE, esta organización mafiosa -de la cual formaban parte Giuseppe Farina y Bernard Alapetite, además de prominentes abogados, empresarios y jueces de la zona valenciana, con importantes contactos en las altas esferas políticas de la Generalitat- no sólo celebraba y filmaba estas orgías con menores, muchos de los cuales eran enviados desde un centro público tutelado cercano en Vinaròs, sino que se dedicaban a un amplio abanico de actividades ilícitas: la importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapicheos para resoluciones judiciales, favores políticos a empresarios, comercio de oro, etc.


Comentario: Hay que indicar que Bernard Alapetite fue detenido en junio de 1997 en Francia 'como cabecilla de una red de distribución de vídeos de pornografía infantil.' Fue condenado sólo a 3 años de cárcel. Entre las más de 200 cintas de vídeos intervenidas abundaban las procedentes de España. Blanco y en botella ¿no? ¿De qué parte de España creen ustedes que Alapetite conseguía estos vídeos? ¿Cómo reacciona la Justicia española ante tantos indicios? Sigamos con calma leyendo.


Cinco asesinatos

El tesorero de esta organización mafiosa era otro italiano, Carlo Bofante, que, según la denuncia presentada por el testigo arrepentido a la Fiscalía Anticorrupción, manejaba ingentes cantidades de dinero negro que, a su vez, distribuía entre los cabecillas de la trama. A esta mafia criminal de alto copete, el testigo le atribuye también varias muertes misteriosas que ocurrieron en la zona de Castellón en aquellos años y asegura que la enfermera Alicia Martínez, los tres miembros de la familia Flors y Miguel Roig fueron asesinados por órdenes de los capos.

La denuncia presentada ante la Fiscalía Anticorrupción en Madrid aporta la identidad de numerosos integrantes de esta organización criminal, así como detalles muy precisos de su forma de actuar. Tras años de lucha infructuosa y desesperante, estos días Reinaldo Colás vuelve a estar animado. ¿Será verdad que, por fin, los autores de los abusos sexuales sufridos por sus hijas pagarán por las atrocidades que cometieron?

Ante la expectación generada por este reportaje, hemos optado por publicarlo en su integridad, aunque también se puede leer en la edición en papel de EL TRIANGLE número 1122


Comentario: Pues no parece que estos supuestos criminales de alto standing vayan a pagar por sus atrocidades, atención a lo que publicaba este mismo diario un mes después.


Los denunciantes del 'caso Vinaròs', denunciados

Francesc Alguacil (20-09-2013)

Un juzgado de Castellón imputa a Reinaldo Colás y Joaquín Crespo, que mantienen las acusaciones por la supuesta red de pederastia orquestada por Carlos Fabra y Giuseppe Harina, por delitos contra el honor y la administración de justicia.

© F.A.
Joaquín Crespo, con la denuncia
El caso de la red de pederastia que entre los años 1995 y 1999 supuestamente operó en Benicarló y en Vinaròs continúa vivo, después de que el Juzgado de instrucción número tres de Castellón haya abierto diligencias para acusar a Reinaldo Colás y Joaquín Crespo. El primero, pasados 15 años, mantiene las acusaciones de abusos a sus dos hijas y otros menores del centro Baix Maestrat, y la posterior connivencia de la justicia con los agresores.

El otro imputado es Joaquín Crespo, quien habría sido testigo presencial de las "fiestas con drogas y violaciones de niños" que se habrían producido en el bar España de Benicarló y en el Mas del Coll -siempre según la explicación de los imputados a partir de la versión de una quincena de las supuestas víctimas- bajo la batuta del empresario italiano Giuseppe Farina y del expresidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra.

El Juzgado de instrucción número 3 de Castellón abrió, con fecha 5 de junio de este 2013, diligencias previas contra Reinaldo Colás y Joaquín Crespo por un presunto delito contra el honor y la administración de justicia. El auto considera que los dos imputados "se pusieron de acuerdo" para "actuar con ánimo de infamar".


Comentario: Decidan ustedes si consideran que todo esto es un plan de dos personas para difamar a la administración de justicia, pero antes deberían escuchar a algunas de las supuestas víctimas:

(Advertimos que las confesiones de estos niños son bastante fuertes y pueden herir su sensibilidad)



Hay muchas más confesiones con todo lujo de detalles sobre lo ocurrido en el Bar España y en el centro Baix Maestrat, es todo tan horrible que nosotros vamos a dejarlo aquí, pero pueden encontrar muchos más vídeos en YouTube.

Lo que queríamos es que escucharan a estos niños en primera persona. Es difícil pensar que unos niños puedan inventar semejantes barbaridades, ¿verdad?


El escrito emitido por el juzgado recuerda que Reinaldo Colás, en nombre propio y como presidente de la Asociación de Víctimas de la Corrupción Sexual Infantil, remitió un escrito a la Fiscalía General del Estado, en 2007, en el que manifestaba que tanto la jueza instructora del presunto caso de abusos como la fiscal "habían obstaculizado" las diligencias previas "con el fin de que no se siguieran investigando los delitos de pederastia denunciados, haciendo todo lo posible para encubrir los delitos y que se archivara la causa, de forma interesada y por corporativismo con los presuntos implicados".

"Un día mataron a un niño"

Francesc Alguacil (21-09-2013)

María Jesús Moreno Jiménez, la 'protegida' de Giuseppe Farina, se atribuye también el papel de cuidadora de las supuestas víctimas de la red pederasta de Castellón


María Jesús Moreno, la 'tata'
Si Reinaldo Colás fue el primero en denunciar el supuesto caso de pederastia de Castellón, en el cual habrían sido implicadas como víctimas sus dos hijas, fue gracias al testigo de María Jesús Moreno, que este año ha cumplido la treintena de edad. Hace 15 años que Mari, como ella misma se denomina, entró en la perruqueria que Colás tenía en Benicarló, y allá reconoció a las dos niñas que aparecían en una fotografía que el peluquero tenía en la mesa de su despacho: "Mis pequeñas!", recuerda que exclamó al ver la foto.

Mari continúa el relato. Explica que vio como a Reinaldo «se le ponía la cara blanca» a medida que le iba explicando lo que había visto en el Mas del Coll y el bar España, dos de los lugares donde supuestamente se celebraban "fiestas con menores". Los hechos son los mismos que María Jesús declaró como testigo en el año 2000 en el Juzgado de primera instancia de Vinaròs. "Conozco a Giuseppe Farina del bar España de Benicarló, me lo presentó allí mi abuela, porque trabajaba de cocinera. Yo iba cada anochecer y me quedaba toda la noche; mi abuela no sabía nada porque marchaba cuando acababa de trabajar, pero en el piso de arriba del bar, Farina me tocaba y abusaba de los niños", explica.

Mari se define como «la protegida de Farina». «Me trataba como a una reina, me compraba vestidos de lujo para que me los pusiera", explica la joven, quien recuerda que una noche "Farina y Carlos Fabra se pelearon por mí pero al final no pasó nada y Fabra me dejó estar porque yo era la protegida de Farina». Pasados los años, dice que no ha vuelto a ver ni el empresario italiano, quién según explica la joven, continúa viviendo en el Mas del Coll, ni al expresidente de la Diputación de Castellón.

PUEDES LEER LA ENTREVISTA ENTERA EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA