Traducido en exclusiva por el equipo de editores de Sott.net en español

deraa protest

Preparando el escenario : "protestas" en Deraa en marzo de 2011, instigadas y organizadas por agentes provocadores entrenados por agencias de inteligencia.
El día antes del 11 de septiembre de 2011, fue como un día normal en la ciudad de Nueva York. El 10 de septiembre de 2001 estaba inconsciente de los eventos que iban a estremecer al mundo el día siguiente.

De forma similar, uno podría pensar que el día antes de que la violencia irrumpiera en Deraa, Siria, en marzo de 2011, hubiera sido un día sin acontecimientos notables, desprevenido del levantamiento que estaba por ocurrir.

Pero este no fue el caso. Deraa estaba repleta de actividades y visitantes extranjeros en Siria, mucho antes de que el levantamiento escenificado comenzara su acto de apertura.

La mezquita de Omari fue el escenario de las preparaciones, los cambios de vestuario y los ensayos que ocurrían tras bastidores. Los terroristas libios, recién llegados del campo de batalla por el ataque de cambio de régimen de EE.UU-OTAN en Libia, estaban en Deraa mucho antes del violento levantamiento de marzo de 2011.

El clérigo de la mezquita de Omari era el jeque Ahmad al Sayasneh. Él era un hombre mayor con un problema grave en los ojos que le llevó a usar gafas oscuras especiales, obstaculizando seriamente su visión. Él no solamente tenía problemas de visión, también era sensible a la luz, así que eso le llevó a estar en el interior tanto como fuera posible y, a menudo, estaba aislado. Estaba acostumbrado a juzgar a las personas con las que hablaba por su acento y su voz. El acento de Deraa es distintivo. Todos los hombres que asisten a la mezquita Omari eran hombres locales, todos ellos con el acento común de Deraa.

Sin embargo, los visitantes de Libia no se hicieron conocer al clérigo, ya que eso los hubiera desenmascarado. En lugar de eso, trabajaron con hombres locales; unos pocos jugadores clave con los que trabajaron para convertirlos en sus socios y confidentes. La participación de los seguidores de la Fraternidad Musulmana local, quienes asistirían a los mercenarios/terroristas extranjeros en Libia, fue una parte esencial del plan de la CIA, parte que estuvo muy bien escrita y fue dirigida desde Jordania.

Contar con la ayuda y la cooperación de los seguidores locales del salafismo les permitió a los libios moverse en Daraa sin atraer ninguna sospecha. Los hombres de la localidad fueron el "frente" para la operación.

Los agentes de la CIA que llevaban a cabo la operación de Deraa desde su oficina en Jordania, ya habían provisto las armas y el dinero necesario para avivar las llamas de la revolución en Siria. Con el dinero y las armas suficientes, puedes comenzar una revolución en cualquier parte del mundo.

En realidad, el levantamiento en Deraa en marzo de 2011, no fue provocado por grafitis escritos por jóvenes, y no había padres disgustados demandando la libertad de sus niños. Esto fue parte del guión al estilo de Hollywood, escrito por agentes expertos de la CIA a los que se les había otorgado una misión: destruir Siria con el propósito de un cambio de régimen. Deraa fue simplemente el Primer Acto: escena 1.

El hecho de que los tan llamados artistas grafiteros jóvenes y sus padres nunca fueran encontrados, nombrados y nunca fueron vistos, es la primera pista de que su identidad está envuelta en oscuridad.

En cualquier levantamiento se necesitan raíces fuertes que lo apoyen. Usualmente, surge una situación y los protestantes toman las calles. Los equipos de seguridad entran para mantener la paz y despejar las calles y, si hay una "campaña brutal", los otros "protestantes pacíficos" reaccionan con indignación. Al sentirse oprimidos y explotados, el número de personas en las calles se inflará. Este es el punto en el cual los protestantes pueden tomar dos direcciones: los protestantes se retractan y se van a casa, o bien, ellos pueden reaccionar con violencia, lo que entonces será confrontado con violencia por parte de los equipos de seguridad. Y esto prepara el escenario para un levantamiento completo.

En el levantamiento escenificado en Deraa, había algunos locales en las calles que no estaban al tanto de su participación en una producción de la CIA/Hollywood. Fueron los extras sin paga en la escena, y estaban a punto de ser disparados. Estos extras desprevenidos tenían querellas, las que tal vez tenían una generación o más de duración y la cuales tal vez tenían sus raíces en el Wahabismo, una ideología política exportada globalmente por parte del Reino de Arabia Saudita, la familiar real y sus oficiales pagados.

Los libios almacenaron armas en la mezquita de Omari, justo antes de que cualquier rumor se esparciera sobre los jóvenes arrestados por los grafitis. El clérigo, visualmente dañado y viejo, no estaba al tanto de la situación dentro de la mezquita, o de los infiltrados extranjeros en su entorno.

Las armas llegaron a Deraa desde la oficina de la CIA en Jordania. El gobierno de EE.UU. tiene lazos estrechos con el rey de Jordania. Jordania es 98% palestina, y sin embargo, tiene un tratado de larga duración con Israel, a pesar del hecho de que a 5 millones de familiares de los ciudadanos jordanos en la Palestina ocupada se les niegue todo tipo de derecho humano. El rey de Jordania tiene que balancearse diariamente sobre la cuerda floja con respecto a sus ciudadanos, la paz y la seguridad de su país, y los intereses y los proyectos de EE.UU. en Medio Oriente. El rey Abdullah no sólo es un funambulista, al mismo tiempo también es un malabarista, y toda esta presión debe ser enorme para él, y para la reina Rania, que es de Palestina.

Estos hechos deben ser vistos en la vanguardia del escenario pintado en el fondo de la República Árabe Siria, que por 40 años ha tenido una piedra angular en su política exterior y doméstica tallada y establecida con el principio de los derechos humanos palestinos y la libertad y la justicia palestina.

La política de EE.UU. de atacar a Siria con el propósito de un cambio de régimen, no se trataba solamente de los gasoductos, los pozos petroleros, la ubicación estratégica y el oro; sino que se trataba de aplastar esa piedra angular de los derechos de Palestina y hacerla añicos. Deshacerse del presidente Bashar al-Assad era deshacerse de un puñado de líderes árabes que son una voz inquebrantable para los derechos de Palestina.

La ubicación de Deraa, directamente en la frontera con Jordania, es la única razón por la que fue elegida como la ubicación para llevar a cabo el acto de apertura del levantamiento sirio. Si usted le preguntara a la mayoría de los sirios si alguna vez han ido a Deraa, o planean ir allí, ellos contestarán: "No". Es una ciudad pequeña, agrícola e insignificante. Es un lugar con pocas probabilidades de comenzar una revolución en todo el país. Deraa tiene importancia histórica por sus ruinas arqueológicas, pero eso está perdido para cualquiera que no sea profesor de historia o arqueólogo. El acceso a las armas desde Jordania, hicieron que Deraa fuera el lugar perfecto para escenificar un levantamiento que se ha convertido en una guerra internacional.

Cualquier persona con sentido común asumiría que un levantamiento o una revolución en Siria comenzaría en Damasco o Alepo, las dos ciudades más grandes. Incluso después de dos años y medio de violencia a lo largo de la ciudad, la población de Alepo nunca ha participado en un levantamiento, tampoco ha pedido un cambio de régimen. Alepo, la central eléctrica industrial más grande de Siria, no quería tener ninguna relación con la misión de la CIA y sentían que al mantenerse alejados de la participación podrían ser perdonados y eventualmente la violencia terminaría; una muerte natural, debido a la falta de participación de los civiles. Sin embargo, Alepo no tenía elección sobre esto.

En cambio, EE.UU apoyó al Ejército Libre Sirio, que proviene principalmente de Idlib y las áreas aledañas, invitaron a sus socios extranjeros que inundaron Alepo desde Turquía; donde habían tomado vuelos del Turkish Airlines desde Afganistán, Europa, Australia, África del Norte, aterrizaron en Estambul y después fueron transportados en camiones que pertenecían al gobierno turco hacia la frontera de Alepo y Turquía. Los billetes de avión, autobuses, cheques de pago, equipos, alimentos y necesidades médicas fueron suministradas, en su totalidad, en Turquía por un funcionario de Arabia Saudita.

Las armas fueron todas suministradas por Estados Unidos, desde su almacén en los muelles de Bengasi, Libia. La misión del cambio de régimen de la OTAN/EE.UU había concluido con éxito en Libia. EE.UU, había tomado posesión de todas las armas y reservas que eran anteriormente propiedad del gobierno libio, incluyendo toneladas de lingotes de oro; los cuales el gobierno de EE.UU tomó desde el Banco Central de Libia.

Entonces entraron al escenario los libios. Mehdhi al Harati, el libio con un pasaporte irlándes, fue puesto a cargo de una brigada de terroristas que trabajaba bajo la paga y la dirección de la CIA en Libia. Una vez que su lucha fue amainada ahí, lo movieron al norte de Siria, al área de Idlib, que era la base de operaciones del Ejército Libre Sirio apoyado por EE.UU, y por quienes el senador republicano John McCain cabildeó en el Congreso de EE.UU, quien visitó a este grupo personalmente, entrando ilegalmente a Siria sin ningún pasaporte o control de fronteras.

En Arizona, el senador McCain está a favor de deportar a cualquier extranjero ilegal que entre en EE.UU, pero él mismo rompió una ley internacional al entrar en Siria como un extranjero ilegal y sin documentos. Sin embargo, él estaba en compañía de sus amigos y asociados de confianza, el Ejército Libre Sirio; es decir, los mismos hombres que decapitaron a cristianos y musulmanes, que violaron mujeres y niños de ambos sexos, que vendieron a niñas como esclavas sexuales en Turquía y que se comieron el hígado crudo de un hombre, suceso que grabaron con orgullo y lo subieron a la red.

Previamente, Siria no tenía terroristas de al-Qaeda, y había pasado por la guerra de la vecina Irak sin nada que temer, excepto que habían aceptado a 2 millones de iraquíes como huéspedes refugiados. Justo antes de que comenzara la escena del levantamiento de Deraa, Brad Pitt y Angelina Jolie estaban en Damasco, y el presidente y la primera dama los estaban sacando de paseo. Pitt y Jolie habían ido para visitar y apoyar a los refugiados de guerra iraquíes en Damasco. Brad Pitt estaba sorprendido de que el presidente sirio lo llevara a conocer los alrededores personalmente, y sin ningún guarda espalda o equipo de seguridad. Pitt y Jolie estaban acostumbrados a su fuerte equipo de seguridad en EE.UU. El presidente Assad les explicó que él y su esposa se sentían cómodos en Damasco, sabiendo que era un lugar seguro. De hecho, la asociación de agentes de viaje franceses consideraban a Siria como el destino turístico más seguro en toda la región del Mediterráneo, incluso más segura que Francia misma.

Sin embargo, la estrategia de EE.UU era crear un "Nuevo Medio Oriente," que eliminaría la seguridad en Siria; por medio del tornado subsiguiente, también conocido como los "aires del cambio".

Túnez, Libia, Egipto y luego Siria, fueron los peldaños en el jardín de la "Primavera Árabe". Pero el escenario en la misión siria no siguió el guion. Se pasó de la fecha límite y sobrepasó el presupuesto. Los créditos finales aún no se han rodado y la cortina todavía tiene que caer en el escenario.

No podemos subestimar el papel que jugaron los medios masivos de comunicación sobre la destrucción en Siria. Por ejemplo, el reportero Rula Amin de Al Jazeera estaba en Deraa y personalmente entrevistó al clérigo Sayasneh en la mezquita Omari. Al Jazeera es un medio que pertenece y es operado por el estado para el príncipe de Catar. El príncipe de Catar fue uno de los fundadores clave de los ataques terroristas en Siria. EE.UU estaba enviando armas, provisiones y proporcionado imágenes con un satélite militar, sin embargo el dinero para los sueldos, para pagar sobornos en Turquía, y otros gastos que necesitaban dinero en efectivo, estaba siendo pagado por el príncipe de Catar y el rey de Arabia Saudita; quienes estaban jugando el papel de aliados más cercanos de EE.UU en Medio Oriente.

Esta fue una producción en equipo entre EE.UU, la UE, la OTAN, Turquía, Jordania, Israel y las monarquías del Golfo Árabe Persa de Arabia Saudita y Catar, principalmente. La CIA no tiene problema con llevar a cabo operaciones encubiertas en países extranjeros, e incluso ataques a grande escala; pero el asunto del patrocinio tiene que venir de un país extranjero, porque a los votantes estadounidenses les importa un bledo matar a personas en Siria, pero nunca estarían de acuerdo en pagar por esto. Mientras que los árabes estuvieran pagando por el proyecto, estaba todo bien para el Sr. Fulano Público, que seguramente no sabría dónde encontrar a Siria en el mapa.

Rula Amin y otros miembros del equipo de Al Jazeera, e incluyendo a la estadounidense CNN, la británica BBC y la francesa France24; todas comenzaron una campaña de propaganda política deliberada en contra del gobierno sirio y las personas sirias que estaban sufriendo la muerte y la destrucción traídas por los terroristas que estaban pretendiendo ser jugadores en un levantamiento local. Algunos días, los guiones eran tan similares que uno podría haber adivinado que todos fueron escritos en el mismo cuarto de hotel en Beirut.

Llegaron al escenario las personalidades mediáticas en línea como Robert Fisk, desde su posición ventajosa en Beirut y Joshua Landis desde su posición en Oklahoma. Estos dos hombres, sentados tan lejos de los acontecimientos reales, pretendieron saber todo lo que estaba pasando en Siria. Los lectores estadounidenses y británicos estaban sacudidos por sus explicaciones intencionalmente unilaterales de la historia, mientras que los sirios reales que vivían en siria, que leen en inglés, estaban desconcertados. Los sirios estaban tratando de averiguar cómo los escritores occidentales podían ponerse del lado de los terroristas, que eran extranjeros, seguían el Islam radical y atacaban a civiles desarmados que trataban de defender su casa y familia.

Los medios estaban retratando a los terroristas como luchadores de la libertad y héroes de la democracia, mientras que violaban, saqueaban, mutilaban, secuestraban para extorsionar y mataban a civiles sin armas que no habían leído el guion antes de que comenzara el tiroteo en Deraa. Hubo un avance global de la película, y fue un video de bajo presupuesto con un celular que se volvió viral al rededor del mundo y vendió a la audiencia la idea de que Siria estaba en el comienzo de una lucha dramática por la libertad, la justicia y el estilo de vida estadounidense:

Desde el comienzo, Al Jazeera y los demás medios, estaban pagando $100 dólares por cualquier video amateur grabado en Siria. Surgió toda una nueva industria artesanal en Siria, con directores y actores buscando ser el centro de atención y la fama. La autenticidad no fue cuestionada; los medios de comunicación sólo querían contenido que apoyara su campaña de propaganda en Siria.

Deraa fue el acto de apertura de una épica trágica que aún no ha concluido. El clérigo que fue parte esencial de estas escenas principales, Sheikh Sayasne, fue puesto bajo arresto domiciliario y luego lo trasladaron en silencio hacia Amman, Jordania, en enero de 2012. Ahora da conferencias en EE.UU., cerca de Washington, D.C.. Tal y como los aspirantes a actores suelen encontrar su camino a Hollywood, la Meca de la industria del cine, Sheikh Sayasneh encontró su camino a la Meca de todos los proyectos de cambio de régimen .
Sobre el autor

Steven nació en Fresno, California. Sus padres se mudaron con él a Latakia, Siria, cuando era muy pequeño, lugar donde había nacido su padre.

Asistió a escuelas privadas y públicas en Latakia desde el primer grado hasta el doceavo grado. Recibió su diploma de la escuela secundaria estadounidense en el estado de Maine, GED, mientras estudiaba en casa y tomaba los exámenes en AMIDEAST en Beirut, Líbano. Steven está actualmente inscrito en una Universidad del Líbano, estudia Literatura Inglesa. Steven es diestro en árabe y en Inglés.

Steven comenzó a escribir análisis y comentarios políticos durante la guerra en Siria, que comenzó en marzo de 2011. Ha publicado varios artículos y ha estado afiliado a numerosos medios. Ha sido entrevistado por medios de EE.UU., Canadá y Alemania.