Imagen
© Desconocido
Tokio, Japón.
Geólogos han advertido que otro poderoso terremoto podría golpear Tokio porque el que ocurrió el 11 de marzo, que fue de magnitud 9, ha alterado la superficie de la tierra.

El monstruoso terremoto ha puesto presión sobre las líneas de la falla cerca de la capital japonesa y expertos han sugerido que un terremoto de magnitud 7.5 podría ocurrir.

La estructura de los platos tectónicos y líneas de falla alrededor de la ciudad  hace poco probable que Tokio, donde habitan 13 millones de personas, se verían afectados por un terremoto en cualquier lugar cerca de la intensidad del que ocurrió hace uno 10 días, dijo Roger Musson del Servicio Geológico Británico.

Pero dada la vasta población - la capital y sus alrededores son el hogar de 39 millones de personas, incluyendo en los suburbios - cualquier fuerte temblor podría ser devastador.

"Incluso si usted tiene, digamos, uno de 7,5, eso sería grave", dijo el sismólogo.

Japón está ubicado en el Anillo de Fuego, un arco de volcanes y líneas de fallas que abarcan las cuencas del Pacífico, y es regularmente golpeado por terremotos.