Bangladesh plantará un millón de palmeras en zonas rurales para reducir la cifra de fallecidos por el impacto de rayos después de que el año pasado murieran 203 personas -82 en un solo día de mayo- por esta causa, informó fuente oficial.
"Hemos empezado a plantar un millón de palmeras en las zonas rurales para reducir el impacto de los rayos", dijo el secretario del Ministerio de Gestión de Desastres de Bangladesh, Shah Kamal, que añadió que el proyecto concluirá el próximo mes de junio.
La iniciativa, que empezó en diciembre, está inspirada en un proyecto similar de Tailandia donde ha dado "algunos resultados", según expertos en la materia consultados por el gobierno, pero que en Bangladesh ha despertado decisiones encontradas.

Shahidul Hassan, profesor de la Universidad de Ingeniería y Tecnología de Bangladesh (BUET), dudó de la efectividad de esta medida y opinó que el país necesita implementar "de manera estricta" normas de construcción para reducir el número de víctimas mortales por rayos.
"Si uno planta palmeras, sin duda que ayudará. Estos árboles absorberán el impacto (de los rayos), pero si piensas que traerá una solución, no estoy seguro de hasta qué punto es lógico", declaró.
Lo mejor es asegurar que hay una toma a tierra en cada edificio de acuerdo a su estructura de construcción", agregó.
El exdirector del Servicio de Meteorología del país asiático, Shah Alam, indicó que "es una buena decisión" que en el futuro, cuando crezcan las plantas, reducirá en el futuro el número de muertos.
"Las tierras de cultivo se están secando (...) y la gente está muriendo en el campo debido a la escasez de plantas que puedan absorber el choque (del rayo)", añadió.
El gobierno bangladeshí incluyó los rayos en la lista de desastres naturales después de que el año pasado se registraran unas cifras inusualmente altas de víctimas mortales tras ser alcanzadas por rayos.

La ONG Foundation for Disaster Forum informó de que al menos 349 personas murieron por esta causa entre enero y septiembre de 2016, mientras que el total de muertos entre los años 2010 y 2015 alcanzó los mil 420.

La organización señaló que las cifras oficiales de muertes por rayo no incluyen a muchos afectados de las zonas rurales, cuyos fallecimientos no son reportados a las autoridades por los familiares.