Luego de más de 100 años, el volcán Lanín, ubicado en el sur de Neuquén, registró una leve actividad en las últimas horas, por lo que las autoridades declararon una alerta amarilla y suspendieron los ascensos por 48 horas.
© Archivo
Volcán Lanin
El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) de Chile subió de verde a amarilla el alerta en el Lanín, luego de que detectaran un aumento energético en su interior que "superó el nivel de línea de base".

Ante esta situación, ayer se reunió en la ciudad de Junín de los Andes el Comité de Emergencia preventivo, que determinó la suspensión de los ascensos durante jueves y viernes.

El intendente de esa localidad ubicada a casi 400 kilómetros al sur de la capital de Neuquén, Carlos Corazini, explicó que "no hubo evacuados y la actividad del volcán fue muy baja", según informó el portal LM Neuquén.

De todas maneras, el protocolo establece que ante un alerta amarillo, se suspendan los ascensos, por lo que se reanudarían el sábado. "Hace más de 100 años que el volcán no tenía ningún tipo de manifestación", aseguró Corazini.

Los especialistas del Sernageomin registraron ayer a las 15:24 una sucesión de movimientos sísmicos "volcano-tectónicos y tremor espasmódico", que se generan por los movimientos de fluidos en el interior del volcán. En 45 minutos detectaron 59 eventos conocidos como "enjambre sísmico".

"La actividad fue de baja magnitud y se registró a una profundidad de 2 a 4 kilómetros al sudoeste del volcán", explicó el director del organismo chileno, Mario Pereira.