Un terremoto de magnitud 5,7 sacudió Irán a las 18:00 GMT del sábado 13 de mayo.

El foco se ubicó a 42 kilómetros al norte de la localidad de Bojnurd, en el noreste del país, a una profundidad de 12,5 kilómetros.

© earthquaketrack.com
El sismo se registró a 50 kilómetros de la frontera con Turkmenistán. Como resultado del temblor, tres personas han muerto, más de 370 han resultado heridas, y el 40 % de las viviendas en la zona quedaron dañadas, informan este domingo medios estatales citando el centro sismológico del país.

El Servicio Geológico de Estados Unidos, por su parte, estima la magnitud del sismo en 5,8.


El pasado 5 de abril, un terremoto de magnitud 6,1 dejó dos muertos en Mashad, la segunda mayor ciudad de Irán, con una población de casi tres millones de personas.