El volcán La Cumbre, localizado en la isla Fernandina, en Galápagos, despertó el pasado lunes 4 de septiembre de 2017 después de 10 años de inactividad. Durante esa semana continuó el patrullaje de la zona de erupción para estudiar por cuánto tiempo se mantendría el fenómeno y si afectaría a a poblaciones cercanas.
© API
Volcán La Cumbre en actividad.
Aunque al principio se dijo que la actividad eruptiva podría durar hasta dos meses, como sucedió en el 2009, ahora permanece baja y de acuerdo con Patricio Ramón, vulcanólogo del Instituto Geofísico, esto hace sospechar que aparentemente el periodo eruptivo habría terminado.
"Las indicaciones que tenemos de nuestros instrumentos de monitoreo y del monitoreo satelital señalan que la erupción habría terminado o está por terminar, pero la actividad que se detecta al momento es bastante baja que es lo que hace sospechar que habría concluido", explicó el vulcanólogo.
En la isla Fernandina, el volcán La Cumbre es considerado uno de los volcanes más activos del Ecuador.